Ecuador registra 560 fallecidos oficiales y 11.183 positivos por Covid-19

Un trabajador del hospital es rociado con desinfectante en el Hospital General Guasmo Sur después de que Ecuador reportó nuevos casos de enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Guayaquil, Ecuador, 1 de abril de 2020. REUTERS / Vicente Gaibor del Pino

 

 

Ecuador registró este jueves 560 fallecidos confirmados y 11.183 positivos por COVID-19, además de 1.028 decesos probables por el virus, informó la ministra de Gobierno ecuatoriana, María Paula Romo, presidenta del Comité nacional de Operaciones de Emergencia (COE).

En su habitual comparecencia virtual, la titular de Gobierno precisó que hasta la fecha se han realizado 34.420 muestras de coronavirus, de las que 11.183 corresponden a casos confirmados y 12.200 fueron descartados.

Entre los contagiados 8.876 se encuentran en situación estable en aislamiento domiciliario, 273 hospitalizados en condición estable, 146 ingresados bajo pronóstico reservado y 1.328 recibieron el alta médica.

De acuerdo a la información que facilita el Ministerio de Salud Pública, por provincias, la de Guayas, cuya capital es Guayaquil, sigue aglutinando la mayor parte de los casos, 7.502, lo que representa el 67,1 por ciento del total en el país, y registra 245 fallecidos por el virus.

Le siguen Pichincha, con Quito como cabecera, con 991 positivos y 54 decesos, y Azuay, de la que Cuenca es su capital, con 285 y once víctimas mortales confirmadas.

Romo puntualizó que el COE nacional analiza cómo será la transición de la situación de aislamiento domiciliario a la del mantenimiento de una distancia personal, en previsión de que paulatinamente se suavicen las medidas restrictivas por COVID-19, en virtud del número de contagios en determinados puntos del país.

Aunque subrayó que las directrices a la población siguen siendo las de permanecer en casa, en las próximas semanas se valorará permitir la reanudación de algunas actividades, lo que requerirá “aforos más pequeños, mayor distancia en la calle, organización de jornadas por turnos” o que se prioricen las entregas a domicilios.

La presidenta del Comité que gestiona la crisis sanitaria en Ecuador, subrayó que en las oficinas se tendrán que seguir unos protocolos, así como en los transportes, parques y calles en una eventual próxima etapa.

El Gobierno tiene previsto autorizar postulaciones de proyectos piloto en el ámbito de la construcción, cada uno de los cuales deberá “ser revisado para recibir su propia autorización para reanudar cuando esté listo”, refirió Romo.

En este terreno, se dará prioridad a las empresas públicas y privadas que cuenten con dispensarios médicos o convenios sanitarios como, por ejemplo, con el Instituto Ecuatoriano de la Seguridad Social (IESS).

Respecto de las nuevas disposiciones sobre salvoconductos, Romo aclaró que hasta la fecha se han emitido 333.000, una cantidad muy inferior a los más de dos millones que regían hasta esta semana.

En ese sentido, anunció que las autoridades extenderán el plazo para que los antiguos salvoconductos puedan seguir en vigencia hasta la medianoche del domingo 26 de abril, a fin de que no se impida la circulación de alimentos y productos de farmacias u otros servicios básicos o de sectores estratégicos en el país.

Por su parte, el ministro de Salud Pública, Juan Carlos Zevallos, se refirió este jueves a la cuestión del rezago en la toma de pruebas diagnósticas y la notificación de los resultados, lo que puede llevar a error a la hora de construir las curvas de contagios ya que muchas de ellas no reflejan los días en que los enfermos experimentaron los síntomas.

“Hasta el día de ayer había 9.590 pruebas rezagadas”, señaló el ministro.

EFE