El país potencia que se traslada en burros, ilumina con velas y cocina a leña

Foto: Tal Cual

 

 

Jorge Montiel vive de caletear agua en Punto Fijo, Falcón, región que registra sectores que no reciben agua por tubería durante meses; Omar Arévalo desde hace unas semanas ensilló su caballo para poder trasladarse al centro de Cumarebo, Falcón, y hacer diligencias; Luz Marina carga troncos para poder cocina con leña en San Antonio (Táchira), tiene cuatro meses sin conseguir gas; y en las adyacencias de la autopista Gran Mariscal de Ayacucho cerca de Barcelona, (Anzoátegui) hace años que queman la basura ante la inoperancia del aseo urbano. Este es retrato de lo servicios públicos en el país potencia de la revolución progresista del siglo XXI.

Por: Valentina Rodríguez Rodríguez / Tal Cual

La deficiencia y precariedad de los servicios públicos del país que labró la administración de los rojos rojitos no es algo nuevo; pero se agudizó estos días de cuarentena nacional, decretada para evitar la propagación del covid-19 en el territorio nacional. También la escasez de gasolina radicalizó más la vuelta al precámbrico.

Según la más reciente encuesta de la Comisión de Expertos de la Salud para hacer frente a la pandemia del coronavirus de la Asamblea Nacional (AN), publicada este 17 de abril, 89% de la población padece fallas en el suministro eléctrico, 73,4% en el de agua, 52,4% el de gas y sólo el 1,6% del país reporta un servicio de transporte suficiente y accesible. En pocas palabras, un colapso total de los servicios públicos.

Puedes leer la nota completa en Tal Cual