Las revelaciones de Andrés Iniesta sobre la profunda depresión que atravesó

Fútbol Fútbol – FC Barcelona – Conferencia de prensa Andrés Iniesta – Ciutat Esportiva Joan Gamper, Barcelona, España – 27 de abril de 2018 Andrés Iniesta del FC Barcelona durante la conferencia de prensa REUTERS / Albert Gea

 

Andrés Iniesta quedó en la historia del fútbol español por muchos motivos. Además de ser un mediocampista lujoso con la pelota, de esos que enamoró a los fanáticos del épico Barcelona de Pep Guardiola, se convirtió en el hombre que convirtió el gol que le dio a la selección de España su primera y única Copa del Mundo. Aquella conquista en la final del Mundial Sudáfrica 2010 ante Holanda, marcó su vida para siempre.

Así lo reseña infobae

Pero no todo fue fácil en la vida del Genio de Fuentealbilla, apodo que combina sus capacidades con la pelota en los pies y su lugar de nacimiento en Albacete. A los 25 años, cuando ya era una figura de reconocimiento mundial, justo después de haberse consagrado campeón por segunda vez de la Champions League con el equipo culé ante el Manchester United en Roma, Iniesta sufrió un duro proceso depresivo.

Este jueves, en el estreno mundial de su documental Andrés Iniesta, el héroe inesperado, se dan a conocer testimonios de familiares y ex compañeros del Barcelona sobre la situación que atravesó el hoy jugador del Vissel Kobe, de la primera división del fútbol japonés.

“La noche que vi que estaba muy mal fue cuando me dijo si se podía acostar al lado mío, a medianoche. Él dormía arriba y nosotros, abajo. Se me cayó el mundo encima”, explica María Luján, la madre de Andrés, en una de las entrevistas que son parte de la pieza audiovisual a la que tuvo acceso Mundo Deportivo y se emitirá por la plataforma Rakuten TV.

“Su madre ya se había dado cuenta antes de que no estaba bien. Lo veía raro porque se iba muy pronto a la cama y no comía, pero aquello de bajar a nuestra cama con 25 años ya no era normal”. Esa es la palabra de José Antonio, a quien su esposa puso en alerta de la situación que estaba padeciendo su hijo durante el 2009: “No estoy bien, papá”, llegó a decirle Andrés.

Otra de las que dio su testimonio sobre la enfermedad que sufrió Iniesta fue su esposa Anna Ortiz, que indicó que lo notó ausente durante las vacaciones de verano que disfrutaron juntos tras una temporada histórica para el Barcelona de Guardiola y en la que Iniesta fue clave con aquel gol recordado ante el Chelsea en Stamford Bridge que valió la clasificación a la final de la Champions para el conjunto catalán.

“Pasan los días, no mejoras, te das cuenta de que no tienes vitalidad, todo se va volviendo nublado o negro. Comencé a entrenar, pero no me sentía bien. La lesión no mejoraba -tuvo una rotura en el aductor de la pierna derecha y jugó infiltrado la definición ante el United-. Y luego lo Dani Jarque. Fue como un disparo muy potente que me hizo volver a caer abajo porque no estaba bien”, confiesa Iniesta en un fragmento del documental sobre la trágica muerte del ex defensor del Espanyol y amigo personal, que sufrió un infarto cuando su equipo estaba en Italia dispuesto a jugar un encuentro amistoso en plena gira.

Otro de los protagonistas que aparece en el documental de histórico número 8 del Barcelona es el propio Guardiola. El entrenador que marcó una época dirigiendo al equipo blaugrana también se refirió a cómo vivió todo el proceso de la depresión que tuvo Iniesta.

“Tras la pretemporada yo le veía más triste, a veces pasan estas cosas por situaciones personales. Le pregunté, pero no sacaba nada en claro. Hasta que me enteré. Son humanos los futbolistas, yo no sabía cómo tratarlo, pero el club echó una mano y fue tratado con especialistas”, dijo Pep sobre la actuación de Imma Puig, la psicóloga que recomendó el Barcelona y se puso a trabajar junto al mediocampista.

“No es raro que después de un momento muy brillante, muy intenso, uno sienta un vacío. Es como una depresión post-parto”, confiesa la doctora, al mismo tiempo que indicó la clave para que Andrés pudiera finalmente recuperarse de dicho trance.

“Fue un trabajo de equipo, de familia, todos a una, me dijeron que podían hacer para que se recuperara”, agregó sobre el rol importante de sus padres, su esposa, sus compañeros de equipo y Guardiola, que apoyó de gran forma a Iniesta, según su padre.

“Me ayudaron muchísimo no ya a ser yo, sino a ser algo mejor que yo. Lo explico no por dar una lección de cómo superar una depresión o ansiedad o como quieras decirle. Soy un personaje público, pero tras explicarlo mucha gente me ha dicho que ha ido a la consulta preguntando por problemas similares”, dijo el protagonista de una historia que va a recorrer el mundo en primera persona.