Producción del campo en jaque por falta de agua y gasolina

Maíz y arroz, así como verduras y vegetales podrían dejar de verse en la mesa, debido a que los agroproductores no pueden trabajar sin combustible ni agua. Las siembras están mermando, mientras que las cosechas o no se dan o se pierden en los camiones.

Por Jennifer Orozco | LA PRENSA de Lara

Aquiles Hopkins, presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), asegura que a pesar de que Venezuela era exportador de arroz, en este momento ha caído brutalmente la producción del rubro, tanto, que asegura que sólo cubren el 30% de demanda nacional. “Se pierden los cultivos de arroz por falta de riego, no hay combustible para los motores, no podemos regar las siembras. Por 20 años exportamos arroz a Colombia, pero destruyeron la producción nacional, hoy sólo abastecemos 30% del consumo. Tenemos derecho a una mejor Venezuela”, escribió el directivo en su cuenta Twitter.

Hopkins explica que el arroz necesita mucha agua, la tierra debe estar permanentemente humedecida, pero en Portuguesa, donde más se cosecha el rubro, tiene muchos problemas con el servicio y además ya no hay gasolina para las bombas ni para que las cisternas puedan ayudar a trasladar el agua a los campos.

Asimismo explicó que la siembra de maíz, que se hace entre abril y mayo por ser época de invierno en Venezuela, está en peligro, pues los agroproductores no llegan a sus fincas por falta del combustible, tampoco hay buenas semillas de maíz amarillo y blanco, aunado con la falta de fertilizantes, la mayoría importados que ahora no están llegando en medio de la pandemia.

De acuerdo a la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines (Sviaa) serían unas 215.475 toneladas de fertilizantes que se requieren en este sector primario de la economía para lograr acometer las proyecciones de siembra en el país en el venidero ciclo invierno, lo cual implica una inversión de 88.344.000 dólares. El informe señala que toda esta cantidad debe ser importada, ya que la estatal Pequiven no cuenta con la producción para suplir las necesidades nacionales.

Otros rubros como papa y plátano se han quedado en los camiones de los productores en Mérida y Zulia, ya que no tienen gasolina para llevarla a los principales mercados mayoristas del país.

Agroproductores piden que el gobierno nacional los escuche, pues temen que lleguen a parar por completo el campo, dejando al país sin alimentos.

Llegan maquinarias e insumos

Desde la sede de la Empresa Socialista Pedro Camejo, ubicada en el municipio Palavecino, la gobernadora Carmen Meléndez recibió un total de 80 tractores e insumos que fortalecerán el sector productivo en el país.

La maquinaria e insumos recibidos han llegado con la finalidad de continuar la labor productiva nacional planificada en alianza, “con nuestro pueblo y nuestros campesinos”, según informó. A su vez, Meléndez detalló que ocho estados del occidente del país se verán beneficiados con esta dotación.

Rubén Cortes, presidente de la Empresa Socialista Pedro Camejo, explicó que los insumos entregados por parte de Agrosur, serán destinados para ejecutar el Plan de Siembra en 70 mil hectáreas a fin de seguir atendiendo la productividad.