Rostock, primera gran ciudad alemana que se declara libre de coronavirus

Stern

 

 

El alcalde de Rostock, Claus Ruhe Madsen, declaró hoy esta ciudad del norte de Alemania de 209.000 habitantes libre de coronavirus, después de que el por el momento último contagiado con el COVID-19 finalizara el periodo de cuarentena.

“Esto confirma que las medidas adoptadas a tiempo por la ciudad hanseática y universitaria han sido un éxito total. Gracias a una rápida toma de decisiones y una actuación decidida se pudo evitar la propagación del virus”, afirmó el alcalde en un comunicado.

Entre las medidas adoptadas citó la inmediata cancelación de conciertos y situaciones que implican la concentración de grandes multitudes, el cierre de escuelas y guarderías, la reducción de la actividad de la administración y de Rostock en su conjunto, pero también el aumento de recursos en el hospital de la ciudad y la rápida creación de un gabinete de crisis.

“Por lo tanto hoy tenemos un motivo real para celebrar”, dijo Madsen, quien señaló al mismo tiempo que es un día importante también para recordar una vez más a todos que hay que seguir siendo “muy disciplinados” para permitir una relajación de las medidas y para no tener que volver a “reglas estrictas”.

Advirtió en ese sentido de que “lo más probable es que haya un nuevo brote del virus”, también en Rostock, lo que obligará a reajustar las actuaciones.

Agradeció el “trabajo inmejorable” de las autoridades sanitarias de la ciudad, la “buena colaboración” entre administración y gabinete de crisis y la cooperación de bomberos, policía y Cruz Roja, que han contribuido a este “éxito conjunto”.

Subrayó también la importancia de haber realizado test desde un primer momento entre el personal de los servicios de urgencias, del hospital y de residencias de ancianos y centros de asistencia y de mantener esta línea “para evitar un brote en recintos donde se atienden a grupos de riesgo”.

Agradeció asimismo la cooperación con las autoridades del estado federado de Mecklenburgo-Antepomerania, así como “el comportamiento ejemplar” de los ciudadanos de Rostock, a los que apeló a seguir en la misma línea.

Este estado federado en el norte de Alemania es uno de los menos afectados por la pandemia, con 659 casos confirmados, -tres más en las últimas 24 horas-, y 15 muertos, y con una incidencia a nivel federal de 41 contagios por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos del Instituto Robert Koch (RKI).

En Alemania, el número de contagiados asciende a 148.046, lo que supone un aumento de 2.352 en las últimas 24 horas, mientras que la cifra de muertos se sitúa en 5.094 y la incidencia a nivel federal en 178 por cada 100.000 habitantes.

EFE