Triste historia: Se casó en un hospital horas antes de que su novio muriera de coronavirus (FOTOS)

Vestida con un delantal, mascarilla y visor la novia ingresó a la sala para realizar las nupcias. (Captura: BBC)

Una pareja que mantuvo una relación sentimental por 15 años decidió casarse en el hospital Bradford Royal Infirmary en Inglaterra, horas antes de que el novio falleciera por coronavirus.

Por La República

Los novios no tuvieron la oportunidad de realizar una gran boda años atrás debido a la falta de dinero. La enfermera recién graduada Sophie Bryant-Miles pidió al capellán del centro de salud, Joe Fielder, que les cumpla su sueño pese a las pocas horas de vida que le quedaban a su amado.

Sophie junto a Joe hizo usaron anillos de papel aluminio y contactaron por FaceTime a la hija de ambos para que vea la ceremonia. Vestida con un delantal, mascarilla y visor, la novia ingresó a la sala donde la esperaba su prometido para las nupcias.

Los miembros del equipo prepararon los anillos con papel aluminio para que todo pareciera como una ceremonia real. Foto: BBC.

 

Fue un servicio realmente hermoso, y Joe estuvo brillante. Imprimió folletos con los nombres y todos los himnos y oraciones que íbamos a decir, todo”, precisó Sophie. Se celebró la boda de forma simbólica debido a que no tenía valor legal. Sin embargo, el capellán llevó a cabo el servicio donde los novios se dijeron “Sí, acepto” y fueron bendecidos hasta que “la muerte los separe”.

El personal médico trató de celebrar la mejor boda en el hospital; se intercambiaron los anillos de papel de aluminio, se tomaron fotografías y se comió el pastel.

Sophie le dijo lo siguiente a The NHS Front Line de BBC Radio 4: “Se había dado cuenta de que él estaba en las últimas horas de su vida, y creo que esto fue lo último que sentimos que podíamos hacer juntos. Al menos tenemos este recuerdo final”.

El capellán sostuvo que el novio luchaba por decir sus palabras debido a su delicada situación y su prometida lloraba en el acto. Sin embargo, la familia entre lágrimas le daba ánimos para que continúen con la ceremonia.

Sophie (segunda der.) con sus colegas enfermeros, poco antes de la boda. Foto: BBC.

 

La jefa de la sala del hospital, Jennie Marshall-Hamad, supo del evento a la mañana siguiente. Aseguró que tuvo un sentimiento agridulce. Se sintió abrumada y orgullosa de su equipo y tuvo una enorme tristeza cuando el paciente falleció horas más tarde.

El evento se produce cuando la tasa de mortalidad por coronavirus en el Reino Unido casi se ha duplicado en 24 horas después de la muerte de 828 personas, ya que el sombrío total superó las 17.000 muertes.