Maestros en Bolívar consideran como irrespeto el aumento salarial del régimen

Lina Maradei, presidenta de la Federación de Maestros Bolívar. | Foto: Prensa

 

Como un irrespeto a la integridad del trabajador, y un golpe bajo para el magisterio venezolano, catalogó la Federación Venezolana de Maestros del estado Bolívar (FVM Bolívar) el nuevo ajuste salarial decretado por el Gobierno nacional, que entrará en vigencia a partir del próximo primero de mayo.

La presidente de este gremio del magisterio, Dra. Lina Maradei de Beltrán, señaló que se trata de un pírrico y miserable aumento de 60 por ciento, que está bastante alejado de la realidad del país que a diario padecen los educadores, y de todo lo consagrado en el artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.  “El gobierno se burla de los trabajadores, de los educadores, de los jubilados y pensionados venezolanos”, dijo.

Los educadores necesitan para poder comer un salario mínimo de 600 dólares, expresó Maradei. “Los educadores, y todos los venezolanos, estamos viviendo una Pandemia de Hambre”, enfatizó.

Asimismo, la dirigente de la FVM Bolívar aseveró que la pensión de 2 dólares decretada por el Ejecutivo apenas alcanzará para comprar medio kilo de queso blanco duro. Mientras, el salario integral mínimo, de Bs. 800.000, sólo servirá (y si acaso) para comprar un kilogramo de carne molida.

Los bonos de alimentación y de la denominada guerra económica por 400 mil y 300 mil, respectivamente, no cubren en lo más mínimo el costo de la canasta alimentaria familiar, cuyo monto para el mes de marzo se ubicaba, de acuerdo al Centro de Documentación y Análisis Social de la FVM (Cendas FVM), en Bs. 30.222.392,45.

“Esos prenombrados bonos no forman parte de los cálculos a la hora de computar beneficios como vacaciones, o aguinaldos”, sentenció.

Dijo que “los educadores reclamamos el cumplimiento de la convención colectiva, la cláusula 59, la cual acumula deudas de 280% con recurrencia”.

La presidenta del gremio de maestros se pregunta que si con este ajuste salarial pretenden motivar al verdadero docente, o será que detrás de este aumento se solapa la intención de aniquilar la carrera docente. /Nota de Prensa