Plantean dudas sobre alegaciones de DeSantis sobre pruebas de coronavirus en Florida

El Nuevo Herald

Plantean dudas sobre alegaciones de DeSantis sobre pruebas de coronavirus en Florida. En momentos que la Florida se acerca a la reapertura de algunos negocios la próxima semana, expertos en salud pública y autoridades hospitalarias señalan dudas sobre las alegaciones del gobernador Ron DeSantis de que el estado tiene suficiente capacidad de pruebas para satisfacer la necesidad de la población.

Por: El Nuevo Herald

“Nuestra capacidad de pruebas excede la demanda en este momento’, se ufanó el gobernador en una sesión informativa con el presidente Donald Trump el martes, a la que llevó gráficos y fotos de los puntos móviles de prueba en el estado.

DeSantis estaba en Washington para recalcar un mensaje que lleva repitiendo desde la semana pasada: recientes alianzas con la industria privada, compras de equipos y suministros de pruebas y la apertura de nuevos puntos móviles de pruebas han aumentado la capacidad de la Florida para realizar la prueba del coronavirus.

DeSantis afirmó que el miércoles hará un anuncio sobre la reapertura del estado en lo que llamó “primer fase”.

Pero aunque la capacidad de la Florida para someter a pruebas al público ha aumentado significativamente en las últimas dos semanas, y el gobernador ha prometido 18 mil pruebas diarias en laboratorios estatales para finales de mayo, los pronunciamientos de DeSantis sobre la abundancia de pruebas chocan con la realidad.

Los hospitales dicen que siguen enfrentando escasez , como los kits de pruebas y reactivos. Los asilos de ancianos siguen quejándose de que no tienen acceso a las pruebas para diagnosticar a su personal y residentes.

Y tanto el Departamento de Salud de la Florida como los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) no permiten cualquier persona que desee someterse a la prueba puede hacerlo

“Ampliar las pruebas es exactamente lo que hay que hacer.

El reto es que ahora no es suficiente, especialmente en momentos que planeamos abrir el estado”, dijo Steve Bahmer, presidente de LeadingAge Florida.

Bahmer es miembro del equipo especial del gobernador que estudia medidas de reapertura y durante varias semanas, a medida que han aumentado los casos de COVID-19 en las instalaciones de atención a personas de la tercera edad, el sector ha pedido más kits de pruebas y más equipo protector para poder someter a pruebas a cada empleados y residente.

Aunque el gobernador ha enviado a la Guardia Nacional a realizar 500 pruebas diarias en instalaciones de cuidados a largo plazo, Bahmer y sus colegas dicen que el estado tiene que hacer mucho más para asegurar que los contaminados asintomáticos del virus no lleven la enfermedad a los asilos.

Su organización recomienda que para que el sector se normalice tienen que ocurrir tres cosas en las instalaciones que prestan servicios a las personas mayores: someter a pruebas al personal y los residentes, repetir esas pruebas y tener resultados rápidos.

RECOMIENDAN REALIZAR MILES DE PRUEBAS

Los epidemiólogos dicen que para que la Florida abra con seguridad sus restaurantes, cines y otros negocios, necesita someter a pruebas a miles de personas diarias.

La Florida necesita someter a pruebas al menos a 150 personas por cada 100,000 habitantes todos los días, más del doble del índice actual, dijo el Dr. Charles Lockwood, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de la Florida, en una conferencia de prensa con DeSantis el lunes en el Hospital General de Tampa.

“La desconexión es que hemos tratado de ahorrar suministros a la espera de un aumento grande de casos”, dijo Lockwood al Tampa Bay Times. ”Ahora sabemos que eso no va a ocurrir, así que hay que someter a pruebas a más personas. Todavía estamos en las primeras etapas de cambiar la situación”.

Autoridades estatales han alegado que la Florida es el tercer estado del país en la cantidad de pruebas, y el portavoz del gobernador expresó falsamente en momento que era pruebas per cápita, citando el COVID-19 Tracking Project, un esfuerzo periodístico voluntario para seguir de cerca los casos nacionales del coronavirus.

Pero la información clasificó a la Florida en tercer lugar en la cantidad total de pruebas, lo que se puede atribuir al tamaño de la población. Pero en términos per cápita, ocupa en lugar 22, según información compilada por la Kaiser Family Foundation y actualizada el martes. Ese análisis indica que la Florida ha sometido a pruebas aproximadamente a 16.6 personas por cada 1,000, por debajo el promedio nacional de 17.1 por 1,000.

Michael Lauzardo, jefe de la División de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Florida, dijo que la reapertura tiene que ser gradual y centrarse en proteger a los ancianos y personas vulnerables en asilos y otras instituciones.

“Si reabren demasiado pronto, quedaremos abrumados por la cantidad de casos y será complicado”, dijo.