Segunda oleada del Covid-19 en EEUU es inevitable, afirmó especialista de la Casa Blanca

inevitable
El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y miembro del equipo designado por la Casa Blanca para gestionar la pandemia en EE.UU., junto al vicepresidente Mike Pence, durante una rueda de prensa celebrada el pasado 15 de marzo.
/ REUTERS

 

El principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, dijo el martes que una segunda oleada del nuevo coronavirus es “inevitable”.

Por: Voz de América

“Es inevitable que el coronavirus regrese la próxima temporada. Y cuando lo haga, el cómo lo manejemos determinará nuestro destino”, dijo el doctor en una entrevista concedida a la cadena NBC.

Ya el miércoles, en una nueva entrevista, concedida en esta ocasión a la cadena CNN, expresó su confianza en que si se toman las medidas adecuadas se podría afrontar un segundo brote “relativamente bien”.

“Si para entonces hemos puesto en pie todas las medidas correctivas que se necesitan para abordar esto, entonces nos debería ir razonablemente bien”, dijo el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Contagiosas.

“Si no hacemos eso con éxito, podríamos enfrentarnos a un mal otoño y un mal invierno”, advirtió Fauci.

No es la primera vez que Fauci pronostica otra oleada del COVID-19 ni es el primer funcionario de salud en advertir que lo que queda de año podría ser peor.

El director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, Robert Redfield, expuso la semana pasada que la combinación de la temporada de la gripe junto con el nuevo coronavirus va a generar una situación “más difícil y potencialmente complicada”.

El presidente Donald Trump ha desestimado estas predicciones diciendo que los brotes del coronavirus en invierno y otoño serán unos “pequeños estallidos” que serán eliminados “rápidamente”.

El doctor Fauci también ha advirtió a los estados en contra de levantar muy pronto las medidas restrictivas de cuarentenas y el cierre de negocios, ya que esto generaría un rebote del virus que dejaría al país “en el mismo punto” en el que estaba “hace unas semanas”.