Drogas, petróleo … ¿mujeres? Carteles mexicanos recurren a la trata de personas

Foto de archivo ilustrativa de un agente de seguridad controlando vehículos en Culiacán, en el estado de Sinaloa.
Oct19, 2019. REUTERS/Stringer

 

El crimen organizado está mutando en México a medida que las bandas que roban petróleo y tráfico de drogas incursionan en un nuevo y lucrativo negocio: el tratamiento de personas, el registro de un funcionario de alto rango que lucha contra el lavado de dinero.

Santiago Nieto, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera de México (UIF), dijo que su equipo descubrió que algunos de los carteles de peor reputación del país se ramificaron hacia la trata sexual, especialmente aquellos cuyo negocio principal enfrenta interrupciones.

“Muchos de los grupos delincuenciales están mutando”, dijo en diálogo con la Fundación Thomson Reuters en el edificio de oficinas camuflado que alberga a la UIF, responsable de descubrir fondos ilícitos. “Cuando se termina una posibilidad (…) … se puede vincular con otro tipo de actividades criminales”.

México es país de origen, tránsito y destino para el tratamiento de personas, un negocio mundial cuyo valor se estima en 150.000 millones de dólares al año.

Si bien conocemos a los grandes traficantes de drogas, poco se sabe sobre los sombríos grupos mexicanos que se dedican a la trata de personas.

Los casos de alto perfil a menudo involucran redes familiares más pequeñas de Estados Unidos y México, en el lugar de los grandes carteles que acaparan los titulares.

La banda Santa Rosa de Lima, con base en Guanajuato, asignado al robo de combustible, repetido posteriormente a la extorsión y se involucró en un bar de baile erótico atendido por mujeres víctimas de trata, expresó Nieto.

El funcionario agregó que la banda narcotraficante Unión Tepito de la Ciudad de México se diversificó de manera similar para vigilar a las mujeres obligadas a vender servicios sexuales.

Nieto rastreó la red de actividades criminales a través de un complejo diagrama que vincula transferencias bancarias, viajes y compañías ficticias que apoyan los negocios ilegales.

Es probable que la trata de personas sea la tercera actividad ilícita más importante de México, luego de las drogas y las armas, estimó.

Para ayudar a combatir lo que constituye un delito de rápido crecimiento, Nieto dijo que los equipos de inteligencia financiera de Estados Unidos, Canadá y México habían planeado reuniones conjuntas, pero que la pandemia lo había dejado en suspenso.

AVANCE PEQUEÑO

Aunque a menudo se confunde con el tráfico de personas consentidas, las víctimas de trata son forzadas o engañadas para su explotación.

Ha presentado informes específicos de carteles de narcotráfico que obligan a hombres y mujeres a cultivar o empaquetar drogas y trabajar como centinelas o sicarios. Sin embargo, los esfuerzos de la justicia contra la trata en México se han centrado en la explotación sexual y han sido limitados.

Más de la mitad de los casos abiertos en 2019 fueron en solo tres de los 32 estados de la nación: Chihuahua, Ciudad de México y el estado de México.

La UIF ha colaborado principalmente con los dos últimos estados, informó Nieto, y presentó cuatro casos a la fiscalía general, responsable de llevar a cabo el proceso federal.

Un quinto se presentará de manera inminente, considerará, en relación con una investigación llevada a un cabo sobre los miembros de la iglesia La Luz del Mundo, cuyo líder, Naasón Joaquín García, enfrente de cargos de violación y trata de personas en Estados Unidos que fueron desestimados este mes.

Nieto advirtió que el progreso en el procesamiento de los casos federales es lento. “hemos visto que han avanzado tanto”, mencionó. “Tiene que cambiar por el bien del país, necesitamos una fiscalía más proactiva”.

La fiscalía general de México no respondió a una solicitud de comentarios. La iglesia La Luz del Mundo tampoco lo hizo.

En marzo, los abogados de la iglesia dijeron que los asuntos legales con la UIF estaban siendo resueltos a su favor en los tribunales. García siempre negó los cargos de Estados Unidos.

Los altos volúmenes de dinero en efectivo y la dificultad para conseguir órdenes de arresto hicieron que los casos de trata de problemas difíciles, dijo Nieto, abrigando la esperanza de los casos actuales vayan un juicio para que él pueda pasar a los nuevos.

Reuters