El Vaticano suspende a sacerdote colombiano por denuncias de abuso sexual

El sacerdote colombiano Carlos Arturo Yepes ha sido suspendido cautelarmente del ejercicio de todo ministerio sacerdotal por orden de la Congregación para la Doctrina de la Fe de El Vaticano por denuncias de presunto abuso sexual.

Así lo confirmó el vicario general de la Arquidiócesis de Medellín, el padre Óscar Augusto Álvarez, quien aseguró a Caracol Radio que “la Congregación acaba de ordenar la realización de un proceso judicial penal canónico y ha sido suspendido ad cautelam”.

La Arquidiócesis de Medellín abrió en 2018 una investigación formal a Yepes por la denuncia de un hombre de 36 años que aseguró haber sido abusado, cuando era aún un niño, por el religioso en 1995.

A esa acusación de presunto abuso sexual se sumaron denuncias similares de otras dos personas, que incluso fueron reseñadas en el libro “Dejad que los niños vengan a mí”, del periodista colombiano Juan Pablo Barrientos.

La decisión sobre Yepes, popular por su trabajo en el canal católico Televid en Medellín y sus videos en las redes sociales, fue firmada por el Papa Francisco y es de cumplimiento inmediato

A través de un comunicado, la Arquidiócesis de Medellín informó sobre el caso del presbítero, acusado de presunto abuso sexual a menores, que la Congregación para la Doctrina de la Fe “ha ordenado recientemente la realización de un proceso judicial penal” de acuerdo al Código de Derecho Canónico.

Asimismo, señaló que denuncia “ha procedido, como lo establece la Ley canónica y como lo hace siempre en casos semejantes, iniciando el debido proceso”.

También aseguró que “dará seguimiento” a esta disposición cuando el Gobierno colombiano autorice la apertura de las oficinas de la Curia Arquidiocesana, una vez termine la cuarentena decretada para frenar la propagación del COVID-19.

Por último, la Arquidiócesis a instó a respetar los derechos de “los acusadores y los acusados al debido proceso, la buena fama, la réplica y la presunción de inocencia”. EFE