Escasez de combustible recrudece fallas operativas del aseo urbano en Ciudad Guayana

El aseo urbano está trabajando al 64% de su capacidad, en parte por la falta de combustible y disponibilidad de unidades, según Supra Guayana | Foto William Urdaneta

 

El presidente del Sistema Urbano de Procesamiento y Recolección de Aseo de Guayana (Supra Guayana), Juan José Méndez, reportó que el sistema de aseo urbano en Guayana ha limitado su operatividad por la falta de gasoil.

El martes, vecinos del sector B de Core 8 denunciaron las condiciones de insalubridad en la que está sumergida la comunidad. Dirigentes comunales reprocharon las fallas del sistema de recolección por al menos 5 años: quienes allí viven se acostumbraron a esperar el autobús junto a los zamuros y el montón de basura que se une al bote de aguas negras para dar la bienvenida a los visitantes.

Por  Laura Clisánchez / correodelcaroni.com

En atención a esa denuncia, este miércoles, el presidente de Supra Guayana envió dos 2 compactadoras y 2 camiones de volteo para recoger los desechos sólidos de la avenida Norte-Sur de Core 8. “No teníamos gasoil para atenderlos, y tiene toda la razón la gente del Core 8, no hemos ido porque no tenemos el combustible, pero hoy priorizamos”, informó Méndez.

Aunque los camiones de aseo urbano tienen asignado una estación de servicio -Roraima-, este sector no es tomado en cuenta como prioridad para el surtido de gasoil, lo que atrasa el proceso de recolección de desechos. “Hoy salimos a las 11:00 am de la bomba porque no nos dan prioridad, no es igual arrancar la tarea desde las 7:00 am que arrancarla a las 11:00”, manifestó Méndez.

El aseo urbano está trabajando al 64% de su capacidad, en parte por la falta de combustible y disponibilidad de unidades, según Supra Guayana | Foto William Urdaneta

Esto quiere decir que el sistema de recolección de desechos en teoría funciona en un 64,28%. Méndez lo atribuye a dos cosas principales: falta de gasoil para las unidades de recolección y el no contar con suficientes vehículos disponibles para atender a toda la urbe; de 33 unidades, 22 se encuentran operativas.

En teoría, cada parroquia cuenta con no menos de 7 equipos de recolección que se distribuyen por sectores al menos una vez a la semana, explicó el presidente de Supra Guayana.

“Un problema de convivencia ciudadana”

Por otra parte, el responsable de Supra Guayana advierte de la falta de cultura en los ciudadanos y de los recolectores privados, toda vez que vierten los desperdicios en sitios no autorizados. “Van, buscan la basura y no la zumban en el vertedero, van y la ponen por ahí”.

El funcionario parte de la premisa de que el ciudadano no tiene que salir a botar la basura en algún lugar improvisado, sino esperar a que el sistema de aseo urbano se acerque a la comunidad. “La limpieza y la recolección de basura es responsabilidad de la Alcaldía, no lo podemos negar, tenemos que asumirlo, pero este también es un problema de convivencia ciudadana”, subrayó.

Este sistema no parece práctico cuando hay limitaciones de unidades de recolección, problemas de movilidad por los racionamientos de combustible y un precedente de comunidades que acumulan denuncias en las que señalan que el aseo urbano no atiende su sector de forma regular.

“La limpiamos, tú vas mañana y vuelve a haber basura, es como un cuento de nunca acabar si no hay compromiso y si no hay conciencia”, concluyó.