Las muertes por Covid-19 en EEUU podrían ser muchas más, según nuevos recuentos oficiales

Bolsas de cadáveres falsas a las puertas del Trump International Hotel en Washington, EE.UU., 23 de abril de 2020. Kevin Lamarque / Reuters

 

Nuevos datos presentados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidenses (CDC) muestran que la cifra total de muertos en siete estados de EE.UU. afectados por la pandemia del coronavirus fue casi un 50 %más altas de lo normal para el periodo del 8 de marzo al 11 de abril, informa The New York Times.

Por RT

Para estos nuevos datos, las CDC compararon muertes por todas las causas registradas en este período con el número promedio de muertes cada semana en los últimos cinco años. Según estos recuentos, se trata de 9.000 muertes adicionales además de las que han sido atribuidas al covid-19 para el 11 de abril.

El término “exceso de muertes” es usado por los investigadores de salud pública para describir una brecha entre las tendencias recientes y un nivel típico de muertes, lo que significa que el número de muertos por coronavirus podría ser más alto que lo anunciados anteriormente.

Las pruebas del covid-19 pueden ser difíciles de conseguir y tampoco se hacen a todas las personas que mueren, especialmente si no fallecen en el hospital, señala el periódico.

Según el CDC, los recuentos de muertes en Nueva York, Nueva Jersey, Michigan, Massachusetts, Illinois, Maryland y Colorado superan en mucho las estadísticas oficiales. En la ciudad de Nueva York —la más afectada por el virus— el número de muertes durante esos días supera en tres veces el número oficial, lo que supone una brecha de 1.700 muertes de diferencia.

EE.UU. ha superado el millón de positivos por coronavirus, alcanzando este jueves los más de 1.040.000 infectados, mientras que los casos mortales superan los 60.000, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

El país norteamericano sigue siendo el que más ha sufrido a causa de coronavirus en el mundo, lo que no ha impedido que varios estados hayan empezado a reabrir negocios en su territorio. En cualquier caso, las autoridades locales advierten que aún es necesario garantizar el distanciamiento social.