Trabajadores de la Upel proponen bono de contingencia de 250 dólares mientras persiste el Covid-19

(Foto Archivo)

 

A través de un comunicado seis sindicatos de trabajadores de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), emplazaron al ministro del Poder Popular para la Educación Superior, a dar una respuesta en torno al reajuste salarial, en virtud de la crisis económica y la Pandemia del Covid-19, que agobia a los venezolanos.

Nota de prensa

La Junta directiva de ASUTRAIPC, denuncia la situación de pobreza extrema que atraviesan los trabajadores administrativos, con estos salarios de hambre, lo cual viola los Derechos Humanos y fundamentales de los trabajadores.

De igual forma las juntas directivas del Sindicato de Trabajadores Administrativos de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Sintradupel), La Unión de Trabajadores Sindicalizados UPEL Miranda (Utsupelm), la Asociación Sindical de Empleados, Técnicos de Apoyo, Similares y Conexos de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Aseta – Upel – IPM), el Sindicato de Trabajadores Administrativos, Profesionales y Técnicos del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio (Sitra – Impm- Upel), el Sindicato de Trabajadores Administrativos, Profesionales y Técnicos de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador – Instituto Pedagógico de Barquisimeto (Sitraupel-IPB) y la Asociación Sindical Única de los Trabajadores Administrativos del Instituto Pedagógico de Caracas (Asutra-IPC), a través de un comunicado plantearon una serie de exigencias al Ministerio de Educación para la protección del trabajador ante la crisis que viven por el alto costo de la vida y la pandemia del Covid-19.

Asimismo, los agremiados proponen ante el Ejecutivo Nacional recibir un bono de contingencia mensual, equivalente a 250 dólares, mientras persista el estado de alarma, un ajuste de los tabuladores de sueldos del sector universitario de acuerdo a lo tipificado en las leyes, dolarizando el salario del trabajador, la cobertura de HCM y servicio funerario, la indexación de las prestaciones sociales, con pago inmediato al personal jubilado y pago de intereses al personal activo.

“Exigimos respuesta a los planteamientos que le han hecho llegar distintos sectores de la comunidad universitaria con relación a la necesidad de ajustar las tablas salariales para el sector, según lo dispuesto en el Artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, dice el comunicado.

También rechazaron que el aumento salarial que entra en vigencia el próximo primero de mayo, sea de 800.000 bolívares, equivalente a 4 dólares, según la cotización del Banco Central de Venezuela.

Además, expresaron que “bajo las condiciones descritas es inviable para el trabajador universitario satisfacer sus necesidades básicas y mucho menos cumplir con la cuarentena y entendiendo que el Dr. Raúl López Sayago, rector de la Upel le envió una comunicación fechada 25 marzo del 2020, sería conveniente programar una reunión con la finalidad de lograr acuerdos positivos”

De esta forma los trabajadores finalizaron expresándole al rector de la alma mater, como máxima autoridad, su preocupación y le pidieron seguir elevando su voz de manera insistente para poder lograr una solución que le permita tener acceso a la alimentación y al servicio de salud.