Hospitales ya están usando Inteligencia Artificial

 

El 9/3/2020 un importante proveedor del sector salud en Boston abrió una línea directa para pacientes, profesionales de la medicina y a cualquier otro con preguntas e inquietudes sobre Covid19.

Especial de Laszlo Beke

Los objetivos eran identificar y tranquilizar a las personas que no requerían cuidado adicional (la inmensa mayoría de los interesados), orientar a personas con síntomas menos serios hacia información relevante y opciones de cuidado a distancia y direccionar al pequeño de pacientes de alto riesgo hacia los recursos apropiados. El grueso de la información provista era para indicar lugares para pruebas, nuevas clínicas creadas para atender enfermedades respiratorias y en algunos casos departamentos para atención de emergencias. A medida que la línea abierta fue sobrepasada, el tiempo promedio de espera llegó a un pico de 30 minutos. Muchos de los interesados simplemente abandonaron el esfuerzo antes de poder hablar con los expertos. Se estaba perdiendo la oportunidad de realizar triaje pre-hospitalario para dirigir al paciente a la dirección apropiada en el momento preciso.

Con Inteligencia Artificial es relativamente simple crear opciones de respuesta masiva de gran calidad y era aplicable en esta crisis. Sin embargo, el uso de Inteligencia Artificial en los sistemas de salud ha estado rezagado frente a otros sectores. La respuesta a Covid19 ha acelerado la adopción y el escalamiento de herramientas virtuales y de IA. Algunas de las opciones de tecnología incluyen auto-triaje de pacientes y sistemas de respuesta interactiva por voz y chatbots.

Mientras se atenúa la propagación del virus es factible optimizar los mecanismos de respuesta, digitalizando el máximo los pasos del proceso. Esto se debe a que los procesos tradicionales – aquellos que dependen de gente para funcionar en la ruta crítica de procesamiento – están limitados por la tasa a la cual se puede entrenar, organizar y desplegar mano de obra humana. Los sistemas digitales son escalables sin esas limitaciones, prácticamente a tasas infinitas. Por supuesto, en salud el uso de Inteligencia Artificial debe ser balanceado con el nivel apropiado de experticia clínica que asegure que se está entregando cuidado seguro y de alta calidad. En muchos casos, el razonamiento clínico humano y la toma de decisiones no puede ser fácilmente reemplazado por Inteligencia Artificial, más bien IA es una asistencia para las decisiones que ayuda a los humanos a mejorar la efectividad y la eficiencia.

Transformación Digital imperativa

La expansion de covid19 está sobrepasando la capacidad de los sistemas operacionales en salud y otras áreas. Ha aparecido escasez en todo tipo de productos, desde máscaras y guantes hasta ventiladores, desde capacidad en las salas de emergencia hasta cuidados intensivos e incluso en la velocidad y confiabilidad de las conexiones a Internet. Los sistemas de salud de los países de desarrollados no están en capacidad de mantenerse a la par con este tipo de demanda explosiva sin la adopción rápida y a gran escala de modelos operacionales digitales.

Herramientas para triaje en línea

Frente a situaciones de pandemia con rápida expansión es necesario automatizar la capacidad de triaje, clasificando los pacientes en una evaluación rápida y diagnosticando los casos graves y que puedan salvarse. Ya han aparecido varias herramientas que permiten rápidamente diferenciar entre los que tienen Covid19 y otros que parecen tener enfermedades menos amenazantes. Se anticipa que con este tipo de bot de IA se pueda responder a altos volúmenes de tráfico en la línea abierta y así poder extender y estratificar el cuidado en el sistema en formas que ni siquiera eran imaginables hasta ahora. De alta importancia es que el chatbot puede también servir como un método de diseminación casi instantánea a la red de proveedores de salud, basado en la necesidad de actualización frecuente del algoritmo de triaje en respuesta a un panorama rápidamente cambiante.

Otros avances en el sector

Robots inteligentes – Ubicados en clínicas para desarrollar tareas (para obtención de señales vitales o entrega de medicinas) que requieren contacto humano, mitigando así la trasmisión de enfermedades.
Sensores para triaje – Armados con IA sensors infrarojos que no requieren contacto y que rápidamente identifican personas con fiebre, incluso dentro de multitudes.
Sistema de IA para interceptar visitantes en hospitales – Usando cámaras posicionadas en las entradas, el sistema realiza un escaneo termal facial e identifica otros síntomas, como sudor o descoloración.
IA para soporte de decisiones – para realizar exploración TAC y para automatizar operaciones hospitalarias.
Interpretador TAC – soportado por IA que identifica Covid19 en ausencia de radiólogos.
Hospital de campaña inteligente – Las señales vitales de los pacientes son monitoreadas con termómetros conectados y con dispositivos tipo pulsera. Robots inteligentes entregan medicinas y comida a los pacientes. Disminuyen así la exposición del personal de medico y la carga de trabajo del personal de salud.
App de auto-reporte – Permite reportar síntomas, alertar sobre el abandono de zonas de “cuarentena” y con ello disminuir el riesgo de los “super-esparcidores” que potencialmente podrían infectar gran cantidad de población.

 


Se hace referencia a How Hospitals Are Using AI to Battle Covid-19  https://bit.ly/39Z3NW8. También aparece en mi blog https://bit.ly/3d9X4uS.