Filtración de la Universidad Militar de China delata a Xi Jinping: Las “verdaderas” cifras del coronavirus que ocultó Beijing

Un anciano con una máscara facial murió en una calle cercana a un hospital en Wuhan (Héctor RETAMAL / AFP)

 

 

Una base de datos filtrada de la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa, en la ciudad de Changsha, sugiere que China podría tener 640.000 casos de coronavirus. El número es ampliamente superior al reportado oficialmente: 84.029 casos y 4.637 muertos.

La información, proveniente de una base de datos filtrada a Foreign Policy y 100Reporters, da cuenta de “640.000 entradas individuales” tomadas de al menos 230 ciudades repartidas por todo el país. Cada entrada contiene latitud, longitud y número de casos confirmados en cada lugar y en una fecha específica, que varía desde principios de febrero hasta finales de abril.

De acuerdo a lo que publicó Daily Mail, las ubicaciones incluyen hospitales, complejos de departamentos, hoteles, supermercados, estaciones de ferrocarril, restaurantes y hasta escuelas. Suponiendo que cada entrada contiene al menos un caso, eso significaría que se registraron al menos 640.000 casos de coronavirus en todo el país.

El informe parece confirmar los temores de que el régimen chino está ocultando la verdadera naturaleza del brote que se originó en Wuhan a fines del año pasado.

Además, el número de casos podría ser incluso mucho mayor debido a que una sola entrada resumida por aquellos con acceso a la base contiene dos casos del virus, reportados en una iglesia en la ciudad de Harbin el 17 de marzo. Sin embargo, la cifra también podría ser menor. Los reporteros dicen que no está claro cómo se recopilaron los datos, aunque el sitio web de la universidad afirma que utilizó una variedad de recursos públicos.

A pesar de sus deficiencias, la existencia de una base de datos tan grande se suma a las sospechas existentes de que China no está siendo honesta sobre su número de contagiados de coronavirus.

Este viernes, la Comisión Nacional de Sanidad de China informó que quedan en el país asiático 91 infectados de coronavirus SARS-CoV-2 activos, la primera vez que baja de la barrera de los 100 desde el pasado mes de enero, y de los cuales 11 se encuentran en estado grave.

Las autoridades sanitarias indicaron que, hasta la pasada medianoche local (16:00 GMT del jueves), se habían dado de alta a 14 pacientes, mientras que dos contagiados más se encontraban en estado grave.

Así, el total de contagiados activos descendió a pesar de haber sumado cuatro nuevos positivos este jueves, todos ellos por transmisión local y todos ellos en la provincia nororiental de Jilin, donde en la última semana se ha detectado un rebrote que suma varias decenas de infectados.

Tras la provincia de Hubei, cuna de la pandemia, el noreste de China ha sido el punto más conflictivo para las autoridades locales, que en las últimas semanas se han visto obligadas a cerrar la frontera con Rusia después de detectar un goteo de ciudadanos chinos infectados procedentes de territorio ruso.

Aunque en un principio este foco se limitó a la provincia de Heilongjiang (donde se llegó a construir otro “hospital exprés” para combatir el brote) en los últimos días han emergido nuevos casos de transmisión local en Jilin y en la vecina provincia de Liaoning.

Así lo reseñó Infobae