La teoría que afirma que Michael Jackson es padre de Bruno Mars (Fotos)

Las pistas que dan cuenta a una supuesta familiaridad entre ambas estrellas se hicieron virales (Foto: Especial)

 

Michael Jackson siempre estuvo rodeado de un halo de misterio por sus excentricidades, su talento vocal, su original forma de bailar y los mitos en torno a cómo fue cambiando paulatinamente el tono de su tez. Los escándalos mediáticos lo persiguieron hasta el último de sus días y más allá de su muerte: a sus acusaciones por abuso infantil, su enigmático rancho Neverland con su parque de diversiones particular, la relación tormentosa con su padre, los maltratos que sufrió en su niñez, la peculiar relación con su mascota, el chimpancé Bubbles, y la causa de su fallecimiento se suma una nueva teoría que lo vincula directamente con el cantante Bruno Mars.

Por infobae.com

Fallecido el 25 de junio de 2009 a causa de un paro cardiorrespiratorio, el rey del pop se ha convertido en tendencia en las redes sociales, pues diversos usuarios han difundido una hipótesis que se centra en evidenciar el posible parentesco que tendría el integrante la famosa familia Jackson y el intérprete Bruno Mars, de 34 años.

El cantante de 34 años una vez declaró que el no quería ser el segundo Michael Jackson, sino el primer Bruno Mars (Foto: Especial)

 

Con un análisis que desmenuza esta teoría, un usuario de Twitter compartió las supuestas evidencias que aseguran que Michael Jackson y Bruno Mars, además de compartir un talento musical destacable y un estilo similar en sus composiciones, podrían estar unidos por la sangre familiar.

La teoría se viralizó y comenzó a tomar fuerza sobre todo por el hecho de que en algún momento Jackson reveló que tenía un hijo que no había reconocido, y de quien se negaba a dar mayor información de su paradero con la finalidad de protegerlo a él y a su madre de un seguro acoso por parte de la prensa. Dicho hijo sería el fruto de la relación de Michael con Billie Jean, quien inspiró la canción Billie Jean, que versa sobre su posible descendencia.

El usuario José Hernández menciona en su popular hilo de Twitter que el nombre real de Bruno Mars es Peter Gene Hernández, y atribuye este nombre a que el personaje infantil favorito de Michael Jackson siempre fue Peter Pan, de quien incluso el cantante tenía varias estatuas en su rancho y, como él, se consideraba un niño eterno; además señala el notable parecido físico que ambos cantantes sostienen y el reconocido talento para la música, que asegura, heredó de quien iniciara su trayectoria a principios de los años 70 como parte de la banda The Jackson 5, que conformó junto a sus hermanos.

Además de ciertos rasgos faciales compartidos, como el color de tez, el pelo ensortijado y la estatura, la tesitura vocal, las notas que los dos llegan a alcanzar y la cadencia al bailar, también podrían ser indicadores de una relación de lazos familiares entre ambas figuras, según la teoría difundida.

Bruno Mars durante su actuación en los premios Grammy de 2018 (Foto: Getty)

 

Otro dato mencionado refiere que Bruno Mars fue firmado por el sello discográfico de Michael Jackson durante el mismo año en que se dio a conocer la noticia del fallecimiento del cantante de Dangerous y Black or white, además de que la fallecida superestrella del pop fue un gran amigo del supuesto padre de Mars, quien estuvo presente en el funeral; tiempo después se difundió que el mencionado hijo mayor de Michael había estado presente en su funeral, aunque no se dio a conocer su identidad, razón suficiente para levantar suspicacias.

En la teoría también se menciona que un productor fue despedido del sello discográfico al día siguiente que éste confirmara que el intérprete de Just the way you are y Looked out of heaven en efecto es hijo del fallecido cantante.

Ambas figuros son poseedoras de premios Grammy (Foto: Especial)

 

Bruno Mars comenzó sus pininos en el mundo de los escenarios en 1990, imitando a otro rey de la música: el precursor del rock n’ roll Elvis Presley, por lo que su vínculo con las figuras emblemáticas del mainstream musical no se lee tan descabellado.