Arqueólogos descubren restos de un dragón de hielo y lo nombran en honor a Game of Thrones

Los paleontólogos han descrito un nuevo género y especie de pterosaurios Azhdarchidae que vivieron hace unos 75 millones de años, según el Journal of Vertebrate Paleontology. La nueva especie se llamaba Cryodrakon boreas, “el dragón frío de los vientos del norte” y fue uno de los animales voladores más grandes en la historia: su envergadura podía alcanzar los 10-11 metros.

Los azhdarquidos son una familia de pterosaurios que vivieron principalmente al final del Cretácico (duró 79 millones de años, hace 145-66 millones de años). Los azhdarquidos tenían un cuello y patas largas, una cabeza bastante grande y un pico largo que parecía una lanza.

Los fósiles de estos reptiles han sido encontrados en Eurasia, África, América del Norte y del Sur.

Aparentemente, los azhdarquidos vivían bastante lejos de las costas y se alimentaban de animales pequeños, incluidos pequeños dinosaurios.

Esta familia incluía los animales voladores más grandes de la historia. Entre ellos estaban Quetzalcoatlus northropi, cuya envergadura alcanzó los 10-11 metros, y pesaban 200-250 kilogramos. A modo de comparación: en las aves voladoras modernas, la envergadura puede alcanzar los 3,7 metros.

En las décadas de 1980 y 1990, los paleontólogos encontraron fósiles en varios grandes pterosaurios Azhdarchidae en el sur de Canadá. Estos se conservan en la formación Dinosaur Park, que data del período 76.7–74.3 millones de años atrás. Los científicos han descubierto el esqueleto incompleto de un pterosaurio joven, que incluye el húmero, los huesos metacarpianos y metatarsianos, la costilla y varias vértebras cervicales, así como los fósiles individuales de otros 13 individuos.

Aunque luego del descubrimiento, estos pterosaurios no fueron descritos, ahora los paleontólogos David W.E. Hone de la Universidad de Queen Mary de LondresMichael B. Habib de la Universidad del Sur de California y Francois Therrien de la Royal Tyrrell Paleontology decidieron hacerlo.

Resultó ser un nuevo género y especie de azhdarquidos. Diferían de otros miembros de la familia, en las características estructurales de las vértebras. Los autores nombraron al nuevo taxón Cryodrakon boreas, “el dragón frío de los vientos del norte”. El nombre genérico se deriva de las antiguas palabras griegas ????? “helado, frío como el hielo” y ??????, “serpiente grande, dragón”Boreas en la mitología griega antigua es el dios del viento del norte.

Según los investigadores, los criodragones eran uno de los representantes más grandes de la familia y, en consecuencia, los animales voladores más grandes. En tamaño, eran comparables a Quetzalcoatlus northropi, es decir, la envergadura de los adultos podía alcanzar los 10-11 metros.

Los pterosaurios podían adaptarse a condiciones extremas. Fósiles de estos lagartos han sido encontrados en los Estados Unidos, en el sitio de un enorme desierto antiguo. Quizás la capacidad de adaptación ayudó a los pterosaurios a sobrevivir a la extinción del Triásico-Jurásico y sobrevivir hasta el final del Cretácico.