Cedice: Mantener la cuarentena es humanamente imposible

Un voluntario entrega una bolsa de comida a un anciano como parte del “Plan del Buen Vecino”, en Caracas el 28 de abril de 2020, en medio del bloqueo destinado a detener la propagación del nuevo coronavirus. (Foto por Federico PARRA / AFP)

 

La extensión de la cuarentena después de 60 días, por 30 días más, es una decisión que genera preocupación “por sus letales consecuencias a la ya deteriorada economía venezolana”, asegura el Observatorio del Gasto Público del Centro de Divulgación del Conocimiento económico (Cedice Libertad), en un análisis sobre “La sostenibilidad del confinamiento en Venezuela”.

Por Fiorella Tagliafico / Descifrado

En el documento se indica que mantener la cuarentena es insostenible, es humanamente imposible. Asimismo se afirma que evitando el contagio del Covid-19, se está aumentando exponencialmente la probabilidad de perder vidas por hambre y miseria.

Se advierte que el confinamiento no es sostenible para ninguna economía, ni siquiera para las más desarrolladas, menos aún para aquellas que se encuentran en una profunda recesión, como la nuestra, consecuencia de una catastrófica política económica auspiciada durante 21 años por el denominado socialismo del siglo XXI.

La economía venezolana ya venía transitando una senda profundamente recesiva. El brote y contagio del SARS Cov2 significa, entre otras cosas, tomar medidas preventivas que impactan inevitablemente en la actividad económica, no solo en Venezuela sino en todo el mundo. Esta situación compromete aún más actividad comercial con el sector externo, el flujo de divisas por concepto de remesas, y la actividad económica interna.

La caída en la producción y en el salario real junto con una hiperinflación sostenida, son razones suficientes para que muchos venezolanos hayan abandonado el empleo formal con ingresos fijos en busca de ingresos variables a través del emprendimiento y del comercio informal. En una dinámica de supervivencia, muchos venezolanos cuentan con su actividad económica diaria para obtener los ingresos mínimos necesarios para su sustento básico.

Advierte el OGP que coordina el economista Oscar Torrealba, que las finanzas de los venezolanos han sido destruidas. No hay manera de hacer frente al confinamiento porque no existe ahorro previo ni opciones de financiamiento. Mantener la cuarentena es insostenible, es humanamente imposible. Intentanto evitar la pérdida de vidas por contagio del ‘coronavirus’, se está aumentando exponencialmente la probabilidad de perder vidas por hambre y miseria.