Le toco también a Directv, por Robert Alvarado @robertveraz

“Lo normal en los negocios es esperar lo inesperado” Gustavo Cisneros Rendiles

Escuchando unas de las canciones de mis padres de los cantantes colombianos  Garzón y Collazos Recordar es vivir, y la canto para mis lectores: Recordar es vivir y regresando hacia el pasado/ Entre sombras y luz, atrás todo ha quedado/ Una historia de amor que fue mentira/ Una gran ilusión que alegró nuestras vidas/ En brumas del ayer se han quedado perdidas… (https://www.youtube.com/watch?v=bAIamSf11V8) esta canción lo hago recordando momentos difíciles de la vida cuando el presidente Hugo Chávez Frías, http://bit.ly/K0lxDR hizo el anuncio: “Se le acaba en marzo la concesión de televisión… Se le acaba en marzo… Así que mejor es que vayan preparando sus maletas y vaya viendo a ver qué van a hacer a partir de marzo. No habrá nueva concesión para ese canal golpista de televisión que se llamó Radio Caracas Televisión. Se acaba la concesión. Ya está redactada la medida. Así que vayan preparándose… apagando los equipos pues. No se va a tolerar aquí ningún medio de comunicación que esté al servicio del golpismo, contra el pueblo, contra la nación, contra la independencia nacional, contra la dignidad de la república… Venezuela se respeta. Un anuncio el cual a muchos les dio risa, pero lo dicho por Chávez, se cumplió a cabalidad en la medianoche del 27 de mayo del 2007, http://bit.ly/dbWS5h cesaron las transmisiones de RCTV en su señal abierta por decisión del gobierno nacional. Ese mismo día el gobierno de Chavez por medio del TSJ robo los equipos de transmisión de ese canal como todo un ladrón. Complaciendo sus ansias de poder y nunca se me podrá olvidar a  Maria Corina Machado (https://www.youtube.com/watch?v=fSnHG1PfM8E&feature=emb_title)  le dijo ladrón en su propia cara siendo ella diputada en la Asamblea Nacional.

Los herederos del poder volvieron con los mismos ejemplos que le dejo el comandante Chávez. Hoy otra vez en el mes de mayo, pero muchos años después  Otra organización comercial baja sus santamarías en Venezuela el dia 19 mayo, cuando la empresa estadounidense AT&T, propietaria de la cablera Directv Venezuela, decidiera cesar sus operaciones en el país. Porque ellos se negaron a transmitir la señal de Globovisión y de PDVSA TV, canales sancionado por el gobierno de Donald Trump dejando a más de 2 millones 300 mil venezolanos sin el servicio de suscripción de cable. Una noticia que trajo comentarios por las redes sociales a través de Twitter, miles de usuario de este servicio de suscripción de cable, reportaron la caída masiva de la señal en todos los hogares en Venezuela.

Opiniones se corrieron por distintos lados por el cierre Directv, entre ellas la del  Editor de La Patilla Alberto Federico Ravell  quien se manifestó ante este lamentable hecho “Aspiro que DirecTV, pueda seguir transmitiendo los canales legales que más se ven en Venezuela, deporte, entretenimiento, de película”  pero el Winston Vallenilla el ex animador de RCTV  en su cuenta twitter dijo  la decisión de AT&T fue culpa del gobierno estadounidense presidido por Donald Trump. Utilizó el comunicado oficial de DIRECTV para compararlo con una información dada por la periodista Carla Angola, donde esta explicó que la decisión de la multinacional estadounidense cumplía con órdenes judiciales de Estados Unidos, mientras que CONATEL, una institución a servicio del régimen venezolano era quien censuraba al quitar toda la plataforma de DIRECTV. Salieron otras opiniones como la de Pedro Carreño no fue una burla como aquella vez los equipos de esta espiaban a los ciudadanos dijo algo más coherentes: “Gracias al criminal bloqueo de EE UU Directv cesó sus operaciones en Venezuela”.   Recuerdo cuando Carreño, que es como el diputado que puso el chavismo para dirigirse a sus seguidores más perturbados mentalmente; se le ocurrió decir que Directv espiaba y veia a la gente por el descoficador.

Winston y Carreño no le dan respuesta a todos aquellos que vieron salir sus televisores más de 20 canales han salido de Venezuela, entre ellos, RCTV, CNN, NTN24, Caracol, entre muchos otros,  durante estos 22 años que ha gobernado el chavismo.  Según lo que otros dicen de la salida de Directv  es que los venezolanos están siendo aislados poco a poco. Eso es para que la gente de las zonas que apoyan al régimen no vea tanta basura y despierten de una vez. Los tenían sedados y ya va siendo hora de ver la terrible realidad que está atravesando Venezuela.

Que en tiempo record se supo en las calles caraqueñas que venia una orden de restitución de señal a través de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia ordenó a Directv Venezuela continuar de manera inmediata con la prestación de servicio de televisión por suscripción. También la ocupación de los bienes de la empresa por parte de Conatel y la FANB. El tome todas sus instalaciones (incluyendo el centro satelital de Los Caobos). Es decir AT&T acaba de perder sus activos en Venezuela.  El TSJ respondió a la demanda de un “comité de usuarios” en un día y la preguntan que se hacen los abogados litigantes como queda: La demanda de impugnación de los resultados electorales del estado Bolívar en 2017, por mencionar una, quedó en el limbo hace casi tres años. La “justicia”;  La de la supuesta compra de votos en Amazonas que sirve de base al llamado “desacato” de la Asamblea Nacional ya cumplió cinco años en el limbo. Solo les dejo comentarios que solo los venezolanos son los que van a juzgar al gobernante y quisiera ver si podrán funcionar esa empresa porque ellos tienen una mala historia con el satélite estatal Simon Bolivar extraviado en el espacio y sin saber del satélite y eso le toco también a Directv…  


Cualquier información o sugerencia por [email protected]    [email protected]    [email protected]    o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna en mí página Web: https://robertveraz4.webnode.es/   y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!