AN instó a conformar un Gobierno de Emergencia Nacional para ponerle fin a la crisis del agua

Los hombres llevan latas de agua en Caracas el 19 de mayo de 2020 en medio del nuevo brote de coronavirus (COVID-19). – Venezuela se enfrenta a la nueva pandemia de coronavirus con el colapso del sistema de agua del país, que ha dejado muchas casas sin agua corriente. (Foto por Federico PARRA / AFP)

 

 

La Asamblea Nacional, a través de sesión virtual, debatió sobre la crisis del servicio de agua que actualmente sufren los venezolanos por culpa de las malas políticas empleadas por la dictadura chavista.

lapatilla.com

En su derecho de palabra, la diputada Nora Bracho, expresó que: “Quiero hablar de una calamidad que hemos venido denunciando, que agudiza el riesgo que tenemos los venezolanos ante la pandemia del coronavirus, es doloroso ver lo que se padece para llenar cualquier tipo de envase de agua”.

Lo hacen en algún rio, en quebradas y también en tomas improvisadas en cañadas donde pasan aguas con materias fecales y que son vertederos de basura. También hacen largas colas y aglomeraciones para recibir un poco de agua”, agregó.

El agua es un DDHHy Venezuela dista mucho de garantizar este derecho. Debe ser suficiente, accesible, asequible, saludable y poseer propiedades físicas propias inalterables, incoloras, indoloras e insípidas, ninguna se cumple“.

 

Son 20 años que poco se ha invertido en crear nuevas fuentes de aguas como represas, el 82% de la población no recibe agua de manera continua y la que recibe es de dudosa calidad”.

“En el mes de abril se registraron 158 protestas por agua en el país, estadística que ya fue superada en lo que va de mayo, si se quisiera igualar la distribución de agua del acueducto metropolitano se necesita 86.400 viajes diarios de cisternas”.

“En la Comisión Permanente de Administración y Servicios, reposan los planes para el rescate del sistema y de hidrológicas que van desde las fuentes de agua, los sistemas de potabilización y los de distribución contemplados en el Plan País“.

Posteriormente, la parlamentaria María Hérnandez, expuso que: “Venezuela tiene una importante reserva de agua dulce, 60% del territorio nacional son áreas de protección especial justo para cuidar ese patrimonio ambiental que no solo es básico para la vida, sino también para el complejo hidroeléctrico”.

“Sin embargo, comunidades como la guajira, las mujeres tienen que caminar horas hasta el embalse de Manuelote en medio del desierto provocado por la actividad extractiva del carbón”.

“Al sur del país las personas acceden al agua con cautela, probablemente contaminada por mercurio producto de la minería aurífera. Lo que sufre una madre venezolana es no tener acceso al agua limpia para la higiene y salud”.

 

“La dictadura se ha encargado de violar permanentemente este #DDHH fundamental, no han sido capaz de convertir esa reserva al servicio que implica. No se construyeron las infraestructuras nuevas y no se preservó el cauce de los ríos”.

“Cuando vemos que con 30 millones de $ se compraron 300 cisternas y con esa cantidad se pudo restablecer el sistema Tuy 2, urge conformar un Gobierno de Emergencia Nacional y que se ponga fin al sufrimiento de la familia venezolana“.

En el mismo orden de ideas, el diputado por el estado Carabobo, Ángel Álvarez, aseguró que: “Sin agua no hay salud y sin salud no hay vida, Venezuela enfrenta una amenaza en materia epidemiológico como consecuencia del colapso de los servicios públicos”.

“Han sido 22 años de centralismo, corrupción, falta de inversión e indolencia que tienen al país en una situación de caos y se agrava con el #COVID19, desde la #AsambleaVE hemos asumido la responsabilidad de acompañarlos en sus justos reclamos”.

 

“Siendo claros que solo un cambio en el modelo político garantizará la reconstrucción de los servicios públicos en el país, no nos podemos conformar con pañitos de agua tibia, existen las herramientas para solventar esta crisis”.

“Resaltamos la labor e iniciativa del Colegio de Ingenieros de Venezuela y de las distintas universidades, nuestro respeto valoración y admiración todos los empleados de las empresas hídricas del país”.

“Carabobo y Venezuela no están solos y agotaremos todas las vías para lograr la calidad de vida que merecemos, esta crisis la vamos a solucionar”.

Para culminar el debate, la parlamentaria Mabelly de León Ponte explicó que: “El servicio de agua es un derecho fundamental, pero para Venezuela no está nada garantizado. El agua es un componente escencial para la salud y alimentación, por eso debe ser suficiente y saludable, pero en nuestro país no se cumple”.

“Las empresas del estado que están a cargo han destruido la capacidad de almacenamiento y distribución debido a la falta de mantenimiento y corrupción. 80% de venezolanos no tienen acceso a agua potable de calidad”.

 

“Hay ciudades, pueblo y hospitales sin servicio de agua, el régimen no invirtió en la infraestructura necesaria. En el Edo. #Falcón las personas transportan los recipientes en los hombros”.

“En los últimos días han arreciado las protestas por falta de agua en todo el país, la respuesta del régimen ha sido represión y encarcelamiento de los ciudadanos”.

“Para resolver este problema y todos los que agobian al país, que son muchos, necesitamos acceder a los mercados de crédito internacional, atraer inversión nacional y extranjera, lo que solo sucederá con un Gobierno de Emergencia Nacional“.