En solo cuatro días, el Comando Sur capturó tres narcosubmarinos en el Caribe (FOTOS)

La Marina de los EE. UU. y la Guardia Costera interceptaron tres subarinos de bajo perfil. Foto: H I Sutton

 

El éxito de las nuevas operaciones antinarcóticos mejoradas por el Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM) queda en evidencia paulatinamente. Desde el 1 de abril, el Comando ha dedicado más activos navales a detener el flujo de drogas ilícitas a los Estados Unidos. Durante cuatro cortos días a mediados de mayo, la Marina de los EE. UU. y la Guardia Costera detuvieron a tres submarinos narco en su camino.

Por H. I. Sutton | Forbes.com

Traducción libre del inglés por lapatilla.com

La noticia de las detenciones recién ahora se publica en una serie de comunicados de prensa. A menudo hay un retraso que informa sobre estos incidentes, especialmente cuando son interceptados en el mar. Parte de la razón de esto puede ser que le da a la policía una breve ventana donde el cartel puede no saber que el submarino ha sido incautado. Esto permite el seguimiento de los datos de inteligencia sin alertar a los narcotraficantes. En algunos casos, esto puede dar lugar a otra redada de drogas donde también se atrapa el próximo narcosubmarino.

Como la mayoría de los llamados “narcosubmarinos”, los tres capturados son en realidad embarcaiones de bajo perfil. Esto significa que no pueden sumergirse por completo. Pero corren extremadamente rápido bajo en el agua, lo que los hace más difíciles de detectar.

El buque de la Guardia Costera James detuvo una de las naves. Foto: Cortesía

 

Están cada vez más estandarizados, con producción en serie del mismo diseño. Los tres no están estrechamente relacionados entre sí, pero los tres pueden estar vinculados a las interdicciones anteriores de buques prácticamente idénticos. Al igual que los modelos de automóviles, cada diseño tiene un fabricante de barcos maestro común detrás de ellos. Pero las fábricas están escondidas en las selvas de Colombia.

En la actualidad, los narcosubmarinos suelen transportar alrededor de 1,5 toneladas de cocaína divididas en bloques de 1 kg (2.2 lb) y luego agrupados en panelas. Esto es más de lo que la mayoría de las lanchas rápidas pueden albergar, pero menos de lo que solían ser hace 10 años cuando 6 toneladas era una estimación típica. Gran parte de su casco en realidad está ocupado con combustible para darles un alcance increíble de más de 2 mil millas.

La primera incautación fue el 13 de mayo. El buque de la Guardia Costera James (WMSL-754) interceptó un submarino en el Pacífico Oriental. Era un buque de perfil bajo (LPV) de alta velocidad con tres motores fueraborda. Debajo de la cubierta tenía 3.100 libras de cocaína.

Este narcosubmarino es típico del tipo Very Slender Vessel (VSV). Foto: Cortesía

 

Al día siguiente, el destructor de misiles guiados USS Pinckney (DDG 91) interceptó otra embarcación de bajo perfil con alrededor de 3 mil libras de drogas. El equipo de la Guardia Costera a bordo hizo la captura. Este fue en realidad el primero de los tres incidentes que se informaron. Este submarino era muy angosto, un tipo de barco llamado Very Slender Vessel (VSV).

El USS Pinckney hizo una segunda detención dos días después, el 16 de mayo. Este era otro VSV pero de un diseño claramente diferente al anterior. Nuevamente, la carga útil fue de alrededor de 3 mil libras.

El destacamento de aplicación de la ley de la Guardia Costera a bordo del USS Pinckney incautó más de una tonelada de cocaína. Foto: Cortesía

 

Puede haber más incidentes que aún no se han informado. Pero estos incidentes muestran que las operaciones antinarcóticos mejoradas ya están teniendo un impacto.