Diagnósticos de Covid-19 en Venezuela se hacen a ritmo de tortuga

Los trabajadores médicos toman muestras de sangre de un hombre para una prueba rápida de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en un centro médico debido al brote de COVID-19 en Caracas, Venezuela, 15 de abril de 2020. Fotografía tomada el 15 de abril de 2020. REUTERS / Manaure Quintero

 

Una de las banderas del régimen de Nicolás Maduro sobre la atención a la crisis generada por la covid-19 en el país, ha sido la capacidad de respuesta para detectar e identificar casos sospechosos y positivos a este coronavirus a través de los test rápidos y las pruebas por el método de Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR).

Por Luisa Quintero / talcualdigital.com

Desde el aumento exponencial de casos en la región, cuya mayor cantidad de contagiados se concentra actualmente en Brasil, país que comparte frontera con Venezuela, Maduro ha enfilado sus ataques hacia los vecinos -especialmente Colombia- para sostener su tesis de que la nación que gobierna supera a las de su entorno en cuanto a aplicación de pruebas para detectar la covid-19.

Pero la realidad muestra otra cara a las declaraciones que ofrecen Maduro y sus representantes. Mientras se asegura en alocuciones públicas que la cantidad de pruebas de despistaje por millón de habitantes se ubicaba en un promedio de 32.930 (hasta el 2 de junio), no se discrimina la información sobre la cantidad de test rápidos -cuya eficacia ha sido cuestionada por la Organización Mundial de la Salud- y pruebas PCR, éstas últimas recomendadas por las autoridades en la materia como el método más seguro para determinar si una persona está contagiada con la covid-19.

¿Qué pasa con la PCR?

Un informe de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), capítulo Venezuela, revela que los últimos datos disponibles que ha aportado el régimen de Nicolás Maduro (22 de mayo) revelan que se han realizado un total de 16.577 pruebas PCR en todo el país desde el inicio de la pandemia, lo que representa solamente el 2,37% del total de pruebas aplicadas.

El único ente encargado de realizar estas pruebas es el Instituto Nacional de Higiene, ubicado en Caracas. La OCHA Venezuela ha dicho que el aumento «en la capacidad de aplicación de pruebas PCR es una prioridad para la respuesta considerando que las pruebas rápidas tienen una sensibilidad limitada».

El doctor José Manuel Olivares difiere sobre este punto. Según datos obtenidos de trabajadores de este ente, la capacidad para el procesamiento de pruebas se ubicaba en 100 PCR diarias, con posibilidades de aumentar a poco más de 300 de haberse instalado unas máquinas que, efectivamente, llegaron al país en días pasados.

También señaló que existe la opción de que las autoridades sean «irresponsables» y estén informando casos con retraso. Olivares insistió en la necesidad de «descentralizar las pruebas PCR, que sea más fácil a los ciudadanos permitir realizar estas pruebas y que se permita a los laboratorios privados que tienen la capacidad instalada para que realicen estas pruebas».

¿Primer lugar contra la covid-19?

Si se compara la cantidad de pruebas PCR que ha realizado Venezuela con Colombia, la administración de Maduro va retrasada. Para el 22 de mayo, fecha del reporte de la OCHA, el Instituto Nacional de Salud colombiano reportó que habían procesado 235.948 muestras.

En Colombia solo se realizan pruebas PCR como método para el diagnóstico de la covid-19, como se especifica en un decreto del Ministerio de Salud fechado el 11 de febrero.

«La proporción de muestras procesadas diariamente ha venido incrementándose, pasando de procesar 557 muestras por día en marzo, a procesar 2.769 muestras diarias en abril y en lo cursado del mes de mayo, se están procesando en promedio 5.968 muestras por día«, dice el reporte de esa fecha. En cambio, Venezuela procesaba un promedio de 100 muestras diarias como lo destaca la OCHA.

Para leer la nota completa pulse Aquí