La historia de los venezolanos que torturaron hasta la muerte a su hijo de tres años en Bogotá

Cortesía

 

 

La justicia de Colombia detuvo y envió a la cárcel a una pareja de ciudadanos venezolanos que reconoció su responsabilidad en el maltrato físico y posterior muerte de un niño tres años, hecho que ocurrió en la localidad de Kennedy, en el sur-occidente de Bogotá?.





Por: Clarín

Durante las audiencias, un fiscal imputó a la mamá y al padrastro de los delitos de homicidio agravado en concurso con violencia intrafamiliar, y favorecimiento al homicidio en concurso con violencia intrafamiliar.

Isaías Lugo, de tres años, fue llevado por su madre a un centro de atención médica el 3 de junio, envuelto en sábanas. Según la madre, el niño había sufrido heridas que habían sido producidas por la persona que lo cuidaba en su casa. El pequeño ingresó al centro de salud sin signos vitales.

No obstante, los médicos que atendieron al menor se percataron de los múltiples hematomas y quemaduras en su cuerpo, que presuntamente le habrían sido ocasionadas con un cigarrillo.

“El menor de edad presentaba golpes, quemaduras, pero algo que nos llamó la atención, era que tenía cicatrices de quemaduras en forma circular”, contó el jefe policial Ferney Enrique Espinoza, integrante de la unidad de homicidios de la Sijín de la Mebog. Con estos indicios contundentes, la policía de Bogotá detuvo a los padres del niño el 5 de junio.

Según testimonios de la familia, el niño vivía en precarias condiciones de salud con su madre, padrastro y otra menor en el barrio de Patio Bonito. Por su parte, los testimonios de vecinos también permitieron conocer que el menor de edad era víctima de golpes. Ese maltrato era ocasionado generalmente por el padrastro, con el consentimiento de la madre.

Los testimonios reunidos en la investigación sorprendieron a los investigadores. Allí detallaron que el pequeño Isaías era maltratado por no hacer la cama o por no lavar los platos.

Los detenidos son Jefferson Daniel Tovar Adán, de 22 años y su pareja Migdalia Johana Lugo Lugo, ambos oriundo de Venezuela. En la indagatoria, la policía ratificó que la mujer llegó a Colombia hace tres años con su pequeño niño. Y un tiempo después comenzó una relación de pareja con Tovar Adán.

Cuando el caso trascendió a la prensa, los vecinos de la pareja decidieron hacer justicia por mano propia, pero la intervención de la policía evitó la situación.