ONG Ciudadanía Sin Límites crea el Programa de Alimentación Fernando Albán (Fotos)

 

En el año 2018, el programa Deserción Escolar Cero se creó con el objetivo de apoyar la alimentación de niños y jóvenes que estudian en sectores vulnerables de Caracas en vista de los altos niveles de malnutrición que se presentaban en Venezuela.

Jesús Armas, director de Ciudadanía Sin Límites, aseguró que lo que empezó siendo una iniciativa para alimentar a los estudiantes del Colegio San Vicente, en un sector de El Paraíso en Caracas por dos días a la semana, dos años después es un programa que atiende a más de mil niños en siete comedores diferentes.

“Durante la pandemia, que ha sido uno de los momentos más difíciles que hemos vivido, la dinámica de trabajo cambió, pero el trabajo no se ha detenido. Ahora los niños pasan cada mediodía a retirar sus almuerzos, respetando el distanciamiento social y cumpliendo con las medidas de protección, gracias a las alianzas estratégicas que hemos construido en estos años con organizaciones como Alimenta Venezuela, World Central Kitchen, Acción Humanitaria por Venezuela y más recientemente con la Fundación Fernando Albán”, detalló Armas.

En este sentido, y a partir del mes de junio de 2020, el programa Deserción Escolar Cero, cambia de nombre y se llamará “Programa de Alimentación Fernando Albán” en memoria del concejal Fernando Albán quien fue asesinado por el régimen de Maduro y quien a lo largo de su vida se destacó por ser un activista social comprometido con los venezolanos y un hombre de fe.

“Fernando (Albán) nos inspiró a iniciar este programa de alimentación porque cada domingo él se dedicaba a coordinar con la Iglesia Católica, en específico con la Parroquia Universitaria, un programa al cual llamaba La Olla Solidaria, con el que apoyaba a personas en condición de calle con sopa todos los domingos. Fernando fue un símbolo de solidaridad y de devoción por los más necesitados. Sus valores católicos eran innegables así como su amor por su familia y por Venezuela. Queremos recordar las cosas buenas que representó Fernando y por esta razón el programa Deserción Escolar Cero a partir de junio de 2020 cambia su nombre en honor a él”, explicó.

A juicio de Armas, esta iniciativa será el inicio de un largo camino por recorrer en materia de atención nutricional a niños y jóvenes que viven y estudian en sectores de alta criminalidad en Venezuela. “Estamos muy orgullosos de nuestros siete comedores activos que tenemos en Coche, La Vega, San Juan, La Pastora, El Valle y Carapita, suministrando almuerzos 5 días a las semanas a estos mil chamos. Seguiremos trabajando y construyendo una Venezuela libre y de oportunidades”, concluyó Armas.

Nota de prensa