Retiran la protección a estatua de Churchill en Londres por visita de Macron

churchill
Los agentes de policía pasan junto a una estatua del primer ministro británico Winston Churchill en la plaza del Parlamento en el centro de Londres el 12 de junio de 2020. – Las autoridades de Londres abordaron monumentos, incluida una estatua del líder británico en tiempos de guerra Winston Churchill el viernes en medio de temores de enfrentamientos entre manifestantes antirracismo y grupos de extrema derecha. (Foto por Tolga AKMEN / AFP)

 

Los paneles que cubren la estatua del ex primer ministro británico Winston Churchill en Londres, colocados para protegerla de las pintadas de activistas antirracistas, serán retirados hoy con motivo de la visita mañana del presidente francés, Emmanuel Macron, informó el Ayuntamiento de esta capital.

Hace diez días, con motivo de las protestas por la muerte de George Floyd en Estados Unidos, la estatua de Churchill, que está sobre un pedestal en la plaza del Parlamento, apareció con pintadas y con frases como “racista”, lo que obligó al Gobierno a protegerla y cubrirla en su totalidad para evitar destrozos.

“La cobertura alrededor de la estatua de Winston Churchill será retirada por la visita del presidente Macron a Londres”, indicó hoy un portavoz del alcalde de Londres, Sadiq Khan.

Mañana, en Londres, el príncipe Carlos, heredero de la corona británica, recibirá a Macron, en el primer gran evento al que asiste en persona un miembro de la familia real durante la pandemia del coronavirus.

El objetivo de la reunión será recordar el discurso del general Charles de Gaulle difundido por la cadena británica BBC el 18 de junio de 1940, cuando pidió a los franceses que se resistiesen a la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante la reunión, que se celebrará en Clarence House, residencia oficial del príncipe Carlos, se respetarán las medidas de distancia física impuestas por el Gobierno para reducir el contagio del coronavirus, indicaron fuentes de la familia real.

Macron no estará obligado a cumplir la cuarentena de 14 días que ha impuesto el Reino Unido para las personas que entren en el país, como manera de controlar la propagación del virus.

El príncipe Carlos y su mujer, Camilla, duquesa de Cornualles, ya han regresado a Londres después de haber pasado casi tres meses en su residencia escocesa de Birkhall, donde el heredero de la corona tuvo que aislarse varios días tras dar positivo en la COVID-19.

Durante la protestas de hace diez días, también se hicieron pintadas sobre la estatua de la reina Victoria en el céntrico Hyde Park, con palabras como “racista” o “asesina”, mientras que la del comerciante de esclavos Edward Colston fue arrancada en Bristol y arrojada en el puerto de esta ciudad inglesa.

EFE