Niños aumentan hasta 10 libras durante el encierro por la pandemia en Nueva York

Los niños de Nueva York han subido un promedio de casi 10 libras (4.5 kilos) durante el encierro del coronavirus, alertó un nuevo estudio.

Por ElDiarioNY

Una encuesta a 5 mil padres en la Costa Este encontró que los menores en la región aumentaron un promedio de 7 libras desde que se iniciaron los bloqueos en marzo, según el portal Fitness Total Shape.

Pero en el estado Nueva York la subida promedio ha sido de 9.6 libras, y en Nueva Jersey aún más, con un promedio de 10.2 libras.

Los niños de Rhode Island fueron los que menos peso ganaron, subiendo 2.1 libras.

La mayoría de los padres culpó a la falta de ejercicio regular y al cambio en la dieta causado por las rutinas que se alteraron durante la cuarentena.

Sólo alrededor del 55% de los padres dijeron que estaban preocupados por el aumento de peso de sus hijos.

Alrededor del 57% de los encuestados considera que el no ir a la escuela, donde los niños tienen clases regulares de gimnasia, juegos al aire libre y clubes y deportes después de clases, significaba que sus hijos no estaban haciendo suficiente ejercicio.

En NYC, incluso la alcaldía ha mantenido las playas y piscinas cerradas para nadar este verano, y desde marzo retiró las canastas en las canchas públicas de baloncesto para evitar posibles contagios de coronavirus en las actividades en grupo.

Alrededor de un cuarto (25%) de los padres encuestados también dijeron que no tenían suficiente tiempo para hacer ejercicio con sus hijos, mientras que el 21% afirmó que no había suficiente espacio en casa para las actividades físicas.

El fenómeno de los adultos que aumentaron de peso mientras se refugiaban en sus hogares se denominó “cuarentena 15”, pero la encuesta mostró que los niños también se han visto afectados, con un 26% de los padres que ven un aumento en la merienda en el hogar por parte de los jóvenes.

Ya antes de la cuarentena, la obesidad afectaba a uno de cada cinco niños y adolescentes de EEUU, equivalente al 20% de esa población, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), destacó New York Post.