Periodista que destapó el caso Saab: “Hay mucha preocupación de que este ciudadano termine en EEUU”

Desde el 11 de febrero de 2018, Roberto Deniz, periodista y co-fundador del portal de investigación independiente Armando.Info se encuentra en Bogotá, Colombia. Se vio forzado a salir de Venezuela tras haber publicado reportajes que revelan una serie de actos de presunta corrupción que vinculan al gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

Por Carolina Alcalde / voanoticias.com

En el 2016 Deniz y sus colegas de Armando.Info iniciaron un trabajo investigación periodístico que reveló cómo el empresario colombiano Alex Saab, hoy detenido en Cabo Verde, se enriqueció mediante presuntos actos de corrupción relacionados con diversos contratos otorgados por el gobierno en disputa, más puntualmente con el programa de ayuda alimentaria impulsado por Maduro, que se conoce como Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

El primer reportaje sobre el caso fue publicado en abril del 2017 y en octubre de ese mismo año, Saab demandó a Deniz y a los periodistas y editores Joseph Poliszuk, Alfredo Meza y Ewald Scharfenberg por “difamación agravada continuada e injuria agravada”.

Posteriormente, el tribunal a cargo del caso dictó una medida cautelar de prohibición de salida del país contra los periodistas que, estando fuera de territorio venezolano, han continuado con las investigaciones. Recientemente publicaron un reportaje que reveló los vínculos de Saab con varios diputados, supuestamente de oposición.

Consultado por la Voz de América sobre el impacto que a su juicio tiene la detención de Saab para el gobierno en disputa, Deniz considera que es “tremendo”.

“La primera prueba que tenemos de eso es que solo horas después de haber sido detenido, la cancillería de Nicolás Maduro emitió un comunicado donde casi le dan trato de funcionario diplomático”, dijo el periodista de investigación.

“Llegar hasta ese punto solo se explica por el hecho de que hay mucha preocupación de que este ciudadano termine en EE.UU. o en algún otro país donde se le siguen procesos judiciales y termine contando toda la información que sabe, no solo de negocios, contratos de los que él ha sido beneficiario, sino todas las operaciones financieras turbias y opacas que se han realizado en Venezuela en los últimos años”, afirmó Deniz en conversación con la VOA.

Si bien los negocios de Saab con el chavismo empezaron en el 2011, es a partir del 2013, tras la llegada de Maduro a la presidencia, cuando los negocios y contratos “se disparan” al punto que actualmente se conoce.

A la pregunta, en base a su investigación, sobre cuáles son los funcionarios del gobierno en disputa que deberían estar preocupados por la detención de Saab, Deniz responde que el empresario colombiano no sólo ha estado vinculado con el programa de alimentos subsidiados, sino también en la comercialización de oro venezolano y en temas energéticos, como la exportación de combustible de Irán.

“Esto necesariamente obliga a este señor a tener una relación con lo más alto del poder en Venezuela y aquí estamos hablando de Nicolás Maduro, su esposa Cilia Flores, el vicepresidente para el área económica y ministro de petróleo, Tarek El Aissami y también el ministro de finanzas Simón Zerpa. Yo diría que esos son los funcionarios que han trabajado de la mano con este señor en muchas de estas operaciones turbias e ilegales”, puntualiza.

Pero además, de llegar a producirse algún tipo de acuerdo a cambio de la información que maneja, el impacto podría ir más allá de Venezuela, pues “ha sido una especie de bisagra internacional de la administración de Maduro”.

“Por ejemplo, es amigo personal de la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, una aliada incondicional de la Revolución Bolivariana. Saab tenía en vigencia una especie de pasaporte diplomático de Antigua y Barbuda, además por Antigua y Barbuda se han manejado muchos de los recursos que ha obtenido de los negocios con Venezuela. El primer ministro Gaston Browne, que fue quien le dio el documento, es otro aliado incondicional de Nicolás Maduro”, detalla.

Deniz también recuerda que en organismos de inteligencia estadounidenses se maneja la tesis de que Saab ha podido ser el vehículo para otro tipo de operaciones que lo conectan aún más con “actividades ilícitas y el crimen organizado internacional”.

Deniz reconoce que desde el anuncio de la detención ha vivido horas muy intensas y destacó que los trabajos que han publicado están suficientemente documentados, motivo por el cual decidieron sacarlos a la luz pública en su momento.

“Todo esto que está sucediendo y que más medios y que la opinión pública ahora conozca en detalle quién es Alex Saab es reconfortante para nosotros y es una especie de espaldarazo a lo que ha sido nuestro trabajo”, afirma.

El periodista destaca que “lo importante es que sobretodo los venezolanos tengamos el derecho de conocer por qué se favoreció de esta manera tan llamativa a Saab con estos negocios, por qué ha manejado la cantidad de cientos de millones de dólares de recursos venezolanos en medio de la peor crisis económica que vive Venezuela”.

“Por qué a este señor se le intenta proteger de esta manera hasta el punto de decir que es una especie de funcionario diplomático cuando hasta hace nada la excusa de Saab y sus abogados para perseguir el trabajo de periodistas como nosotros es decir que él no tenía nada que ver con Maduro y que apenas lo conocía por actos populares”, cuestiona Deniz.

Saab fue sancionado en julio del año pasado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por gestionar una “red de corrupción a gran escala” que presuntamente permitió a Maduro beneficiarse “corruptamente” de importaciones contempladas en los CLAP.

A través de un comunicado divulgado horas después de conocerse la detención de Saab, el gobierno en disputa pidió la liberación del empresario y aseguró que se trata de acciones de “asedio” contra el pueblo venezolano emprendidas por la administración del presidente Donald Trump.

De acuerdo al texto, la Interpol no tomó en consideración que el empresario gozaba de “inmunidad diplomática” y destacó que la detención ocurrió cuando en condición de “agente del gobierno”, Saab se encontraba en transito en Cabo Verde para luego seguir adelante con el trayecto que lo llevaría a realizar “gestiones para garantizar” la obtención de alimentos para el programa de alimentación a precios subsidiados del gobierno en disputa.