El posible “refuerzo” del Barça compromete su futuro por su “fanatismo” madridista (LA FRASE)

Miralem Pjanic. REUTERS/Massimo Pinca

 

 

El trueque entre el FC Barcelona y la Juventus por Arthur Melo y Miralem Pjanic entra en su recta decisiva, ante la necesidad de cerrar las cuentas a 30 de junio, después de un ejercicio económico nefasto por las consecuencias del coronavirus.

En ese contexto y con los fichajes casi cerrados, salió a la luz una polémica declaración del bosnio mientras militaba en las filas de la Roma que muchos fanáticos azulgrana están cuestionando por estos tiempos.

Según diferentes fuentes, la operación puede desencallarse próximamente, después de que Arthur, que en un principio era reacio a aceptar el traspaso, puede beneficiarse de la operación, debido a las condiciones fiscales que le ofrecen en Italia y que le podrían suponer triplicar sus ingresos.

Ahora estoy bien en Roma, pero no sé si voy a salir o no este verano. Si me preguntan por mi equipo favorito, le diré que desde niño siempre me ha gustado el Real Madrid”, aseguraba el mediocampista al diario Oslobodjenje durante su etapa en la capital italiana (entre 2011 y 2016)

El jugador de la Juventus podría vestir los colores del clásico rival en estos días ya que el FC Barcelona necesita vender con urgencia y podría repetirse una operación similar a la que se produjo a finales de la temporada pasada con el traspaso de Cillessen al Valencia y la llegada de Neto a Barcelona.

Según una información de Sky Italia, Arthur (23 años) estaría tasado en 80 millones de euros, mientras que Pjanic (30) está valorado en 70. Para que se cierre la operación, el Barcelona necesita garantizarse el diferencial de diez millones de euros.

Todo parece estar encaminado pese a esas palabras Pjanic ya que recientemente se difundieron unas imágenes en las que el brasileño estaba llegando a Turín para pasar la revisión médica oficial antes de concretarse su pase al Juventus.

Después del 2-2 en Vigo, partido en el que Arthur participó en los últimos minutos, el ex Gremio volvió con la expedición a la ciudad condal y en la noche del sábado viajó a Turín, con permiso del Barcelona.

Con él se trasladó un médico del club catalán, así como Robert Fernández, el ex secretario técnico del Barcelona y ahora amigo personal del brasileño y que fue uno de los que avaló su llegada a la entidad azulgrana en el verano de 2018.

En cuanto a Miralem Pjanic, todo apunta a que el doctor que ha viajado con Arthur supervise en Turín la revisión médica del bosnio antes de dar el visto bueno definitivo al fichaje del centrocampista del Juventus.

Así lo reseñó Infobae