A Alex Saab le esperan cargos por narcotráfico en EEUU por sus vínculos con las Farc

Álex Saab, señalado testaferro de Nicolás Maduro.
Foto: Archivo / EL TIEMPO

 

Alex Saab, el empresario detenido hoy en Cabo Verde, fue jefe de finanzas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). A través de él, se coordinaban las operaciones de lavado para esconder las fortunas obtenidas a través del narcotráfico y otras operaciones ilícitas.

Por primerinforme.com

Una fuente vinculada a las investigaciones que se hacen en Estados Unidos, revelaron El Nuevo Herald, el origen de la carrera delictiva de Saab: “Él era un empresario en Barranquilla que se conecta con los grupos radicales de izquierda y les empieza a lavar dinero y se convierte en uno de estos empresarios colombianos que históricamente las FARC ha utilizado para lavar dinero del narcotráfico».

Saab se diferenció por su audacia y compromiso ideológico. «Los demás lavaban porque querían dinero, Saab les convenció de que también estaba interesado en el proyecto político”, agregó.

Son esas relaciones con las FARC y dirigentes colombianos de la izquierda los que conectaron a Saab con el chavismo y lo relacionaron primero con Chávez y luego con Maduro.

A Saab, el régimen venezolano le tendió la mano porque pensaban usarlo para llevar la revolución al poder en Colombia.

“En la visión del chavismo (que es la misma del castrismo en Cuba), la joya de la corona es controlar políticamente a Colombia”, dijo otras de las fuentes bajo condición de anonimato al medio mencionado.

“Por eso fue que se realizó el proceso de paz, porque Chávez y los cubanos convencieron a las FARC que dejaran las armas porque había posibilidad de llegar al poder a través del juego político con todo el dinero que tenía Venezuela con el petróleo, pero también con la cocaína”, agregó.

El futuro del llamado testaferro de Nicolás Maduro se disputa hoy entre Washington y Caracas. Para la justicia estadounidense, Saab es el arquitecto de la estructura comercial que permite al régimen de Caracas resistir las sanciones del Departamento del Tesoro de los EE.UU.

Tras su detención en Cabo Verde, el régimen venezolano emitió una enérgica protesta por la detención de Saab.

De acuerdo con el comunicado de la cancillería de Maduro, el empresario de 48 años viajaba con un pasaporte venezolano en una “misión humanitaria” para comprar comida y suministros médicos.

Cargos por narcotráfico

Saab, y su socio Álvaro Pulido, enfrentan cargos por lavado de dinero ante la Corte Federal del Sur de Florida, con sede en Miami. De ser hallados culpables recibirán una sentencia de hasta 20 años de prisión.

Ahora, en Nueva York, Saab también es investigado por cargos relacionados con el narcotráfico derivados de sus vínculos con las FARC. Esto representa otro proceso judicial que podría iniciarse una vez esté en manos de la justicia estadounidense, dijeron las fuentes vinculadas con la investigación.

La DEA sigue de cerca todo el proceso a Saab en Cabo Verde. Fuentes involucradas con las investigaciones federales que se siguen al empresario, confirmaron a Primer Informe que una aeronave de la DEA despegó a la ciudad de Praia, capital de Cabo Verde a los pocos días de conocerse la captura de Saab.

En la aeronave viajaron tres agentes especiales con la misión de pernoctar en la isla hasta que se produzca la liberación del empresario, a fin de llevarlo de vuelta a Miami sano y salvo.e.

Saab también está en la lista negra del Departamento del Tesoro por participar en un mega esquema de corrupción en sociedad con la familia de Maduro, que malversó cientos de millones de dólares del pueblo venezolano.

El ex fiscal federal de Miami, Dick Gregorie, dijo que Maduro está dispuesto a hacer todo lo posible para evitar que Saab sea extraditado. El temor del dictador de Caracas es que una que vez se encuentre en manos de la justicia estadounidense decida cooperar con las autoridades de ese país para recibir un trato favorable.

“Saab es un maestro en las operaciones de lavado de dinero a través del comercio» agregó Gregorie quien estuvo involucrado en las investigaciones iniciales del empresario colombiano.