Pacientes de cardiología sobreviven con marcapasos usados

Una vida útil menor, pero evita la muerte del paciente. Marcapasos son comprados usados, ya que su costo disminuye de 3 mil 500 dólares a sólo mil billetes verdes. Pacientes aseguran que los médicos les dan estas recomendaciones para comprar el dispositivo y no morir esperando reunir la alta suma de divisas.

Por Jennifer Orozco | LA PRENSA de Lara

Héctor Hernández tenía seis meses esperando su operación cardíaca. El hombre, quien sufre de arritmias, debía operarse inmediatamente, pero el marcapasos que necesitaba estaba valorado en 3 mil 500 dólares, una suma que era inalcanzable para un jubilado como él.

“Tuvimos que averiguar varias marcas de marcapasos, hasta que el doctor que lo iba a operar aquí (Hospital Central Antonio María Pineda), recomendó que podíamos comprarlo usado, siempre y cuando se le hiciera un buen mantenimiento, así que preguntamos por usados y estaba uno de un paciente fallecido que compramos cuando logramos reunir los mil dólares que estaban pidiendo”, declaró su esposa Violeta de Hernández.

La señora revela que debió vender un carro pequeño que tenía, hacer rifas y vendimias para poder alcanzar los mil “verdes”. “Unos nietos que tenemos en el exterior también colaboraron, pues debíamos reunir un poquito más para el proceso de recuperación cuando necesitara un tratamiento especial posoperatorio”, indicó.

José Cardozo, médico cardiólogo, aseguró que esos marcapasos usados deben pasar por una valoración, desinfección y mantenimiento en Ascardio, lugar donde es entregado y retirado a los pocos días ya cuando está en perfectas condiciones para ser colocado en el paciente. “El único aspecto negativo es el tiempo de vida útil, pues un marcapasos nuevo dura entre 10 y 12 años, mientras que un usado tiene vida promedio de 3 años, pero es una solución para que el paciente viva mientras su familia busca cómo reunir más dinero y comprar uno nuevo”, asegura.

Marta Sánchez también contó que su papá pasó por el mismo proceso y encontraron un marcapasos usado en el mismo costo. “Estuvo a punto de morir porque tardamos bastante para encontrar el dispositivo. Es un riesgo que tienen estos pacientes que esperan la operación pero que no cuentan con el marcapasos, pues buscamos donativos y no encontramos una solución, sólo reunir el dinero”, declara la dama.