Presidencia (E) afirma que oro en Londres no será utilizado a corto plazo

El líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, a quien muchas naciones han reconocido como el gobernante interino legítimo del país, participa en una reunión con simpatizantes en Caracas, Venezuela, el 30 de septiembre de 2019. REUTERS / Manaure Quintero

 

El gobierno interino de Venezuela recibió como una victoria de “la defensa del Estado de derecho” el fallo de la justicia británica de adjudicarle la custodia de las reservas de oro del país preservadas en el Banco de Inglaterra.

Por Carolina Alcalde / voanoticias.com

La Alta Corte en Londres dictaminó el jueves que el gobierno británico reconoce a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, en lugar de Nicolás Maduro.

El gobierno interino afirmó en un comunicado que los recursos no serán utilizados a corto plazo.

El propio Guaidó reaccionó en su cuenta en Twitter diciendo que se protegieron las reservas de oro de lo que calificó como “garras de la dictadura” y adelantó que las reservas se mantendrán en Inglaterra para su protección, así como la “del proceso judicial y de su integridad”.

“Protegimos las reservas en Oro de las garras de la dictadura. Recibimos el reconocimiento de las cortes de Inglaterra. Nuestras reservas se mantendrán como tal y en Inglaterra para su protección, del proceso judicial y de su integridad”, dijo Guaidó.

José Guerra, parlamentario y ex gerente de Investigaciones Económicas del Banco Central de Venezuela, detalló cuál podría ser el siguiente paso una vez que decidan usar los recursos.

“Hay que esperar la decisión que se tome, analizar todas las circunstancias, si es procedente vender el oro, hacer una operación financiera para tener liquidez con él”.

En tanto, el diputado Ángel Alvarado aseguró que más adelante el gobierno interino no descarta que esos recursos puedan destinarse a la ayuda humanitaria.

“En qué se pueden usar esos fondos ya son preguntas que quedan para más adelante, pero la respuesta es que sí podrían usarse para gasto humanitario o mejor dicho para asistencia humanitaria para los venezolanos”, dijo Alvarado.

El gobierno en disputa emitió un comunicado en que rechazó el dictamen de la justicia británica y anunció que iniciará los procedimientos legales correspondientes para apelar lo que calificó como una “absurda decisión”.

El procurador del gobierno interino, Enrique Sánchez Falcón, dijo a la Voz de América que queda esperar “lo que ocurra con la apelación” y el desarrollo de dos juicios vinculados al que se acaba de decidir.