Un incendio destruye el órgano y las vidrieras de la catedral de Nantes

Los bomberos franceses luchan contra el fuego en la Catedral de San Pedro y San Pablo en Nantes, Francia, el 18 de julio de 2020. REUTERS/Stephane Mahe

 

El sábado, un gran incendio se desató en la catedral de la ciudad de Nantes, al oeste de Francia, haciendo estallar las vidrieras y destruyendo el órgano de esta construcción del siglo XV, dijeron las autoridades.

El fiscal, Pierre Sennes, dijo a los periodistas que se habían iniciado tres incendios en el lugar y que las autoridades estaban tratando el incidente como un acto criminal. Sennes no dio más detalles al respecto.

Decenas de bomberos controlaron el fuego después de varias horas. El humo seguía saliendo de la estructura gótica después que las intensas llamas devoraran el interior.

Este incendio se produce poco más de un año después del siniestro en la catedral de Notre Dame en París, el cual destruyó el techo y la torre principal.

El jefe de bomberos local, Laurent Ferlay, dijo a los reporteros que 104 bomberos estaban todavía en el lugar para asegurar que el fuego estuviera completamente bajo control.

El incendio se originó detrás del órgano, que quedó completamente destruido, añadió Ferlay . Las vidrieras de colores en la parte delantera de la catedral también reventaron.

Sin embargo, los daños no fueron tan graves como se temía inicialmente.

“No estamos en un escenario de Notre Dame de París. El techo no ha quedado afectado”, dijo Ferlay.

No es la primera vez que el fuego daña esta catedral.

Fue parcialmente destruida durante la Segunda Guerra Mundial en 1944 después de los bombardeos aliados. En 1972, otro incendio destruyó completamente el techo. Finalmente fue reconstruida 13 años después con una estructura de hormigón que reemplazó el antiguo techo de madera.

Cecile Renaud, que trabaja en una panadería frente a la catedral y alertó a los servicios de bomberos el sábado por la mañana, dijo a la cadena BFM TV que había visto enormes llamas dentro del edificio.

“Fue una gran conmoción. Es extremadamente triste”.

En 2015, un incendio que parecía haber sido causado por trabajos de renovación destruyó la mayor parte del techo de otra iglesia de Nantes, la Basílica de Saint Donatien. Reuters