Melbourne vive primera jornada de confinamiento total por rebrote de coronavirus


Un letrero en Federation Square insta a las personas a usar una máscara en el distrito comercial central de Melbourne el 6 de agosto de 2020. – Melbourne, la segunda ciudad de Australia, entró en un bloqueo de seis semanas más restrictivo el 6 de agosto, lo que provocó una nueva ola de ansiedad y confusión regulaciones cada vez más estrictas. (Foto de William WEST / AFP)

 

La ciudad de Melbourne, la segunda más poblada de Australia, vivió hoy su primera jornada de un confinamiento total que se prolongará durante seis semanas con el cierre de los negocios no esenciales, lo que golpeará aún más a la economía de Australia.

El rebrote de Melbourne, que se agravó por el presunto incumplimiento de las medidas de cuarentena de los viajeros internacionales, tuvo un incremento de los alrededor de 2.200 casos del nuevo coronavirus que tenía a finales de junio a los 14.469 que acumula a la fecha.





Victoria tiene aún 7.449 casos activos de la COVID-19, de los cuales más de 1.500 están vinculados a los residentes y trabajadores de los centros de ancianos, explicó este jueves a periodistas en Melbourne, el jefe de gobierno estatal, Daniel Andrews, al informar sobre un incremento de 471 nuevas infecciones y 8 muertes.

«Si vamos a reducir estos números tenemos que limitar las actividades», dijo Andrews, que admitió que «a nadie le gusta tener que frenar la actividad en cualquier sector de la economía y nadie disfruta, ciertamente, posponer los plazos».

El rebrote obligó a las autoridades de Victoria a ordenar el confinamiento de Melbourne el 9 de julio pasado durante seis semanas, pero al continuar las transmisiones locales se impuso un toque de queda desde el domingo y se elevaron al nivel cuatro las restricciones que rigen desde hoy hasta mediados de septiembre.

EFE