En emergencia el beneficio de la pensión de vejez del seguro social en Venezuela

Maria Araque, de 90 años, sostiene su cabeza en sus manos en su casa durante la cuarentena nacional debido al brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Caracas, Venezuela, 25 de marzo de 2020. Fotografía tomada el 25 de marzo de 2020. REUTERS / Manaure Quintero

 

La Asociación Civil Convite A.C., organización sin fines de lucro con 14 años de trabajo a favor de la exigibilidad de los derechos sociales de las personas mayores en Venezuela y que visibiliza las violaciones de garantías fundamentales de estos grupos vulnerables presentó el informe “Pensiones de Vejez en Emergencia, Venezuela 2015 – 2020” insistiendo en la necesidad de la reingeniería del sistema de pensiones en el país.

A través del “Foro Virtual Pensiones de Vejez en Emergencia: Venezuela 2015-2020” efectuado este 12 de agosto se presentó el estudio que da cuenta de cómo la vulneración del derecho que tienen las personas mayores a pensiones dignas ha impactado en el deterioro de la calidad de vida de dicha población que hoy se encuentra mayormente impactada y en riesgo por la pandemia global.

El Dr. Carlos Aponte, profesor e investigador analizó durante el evento que en Venezuela no se está precisando la condición del envejecimiento de la población y que se habla de pensiones en emergencia porque se celebra el “gran éxito de una supuesta cobertura universal”.

“Se promovió la masificación de las pensiones (un logro básico de las gestiones sociales) hoy las terminaron de destruir. No bastan buenas intenciones ni voluntad”, dijo el experto.

Por su parte, Desiree González, investigadora social señaló que en la actualidad no existe disposición para atender el problema del sistema de pensiones ya que es evidente que la vulneración de derechos ha impactado en el deterioro de la calidad de vida de las personas mayores venezolanas.

“Se debe tomar en cuenta y resaltar la grave situación de los pensionados que viven fuera de Venezuela. Es una realidad, sobre todo los que se encuentran en España”, indicó la investigadora.

De la misma forma, María Gabriela Ponce, profesora e investigadora señaló en su intervención que muchas personas mayores no reciben el beneficio de la pensión.

“Están siendo excluidas, muchas personas en situación de vulnerabilidad. Es un crimen la expectativa que se generó ante el sistema universal de pensiones y lo que se vive en la actualidad”, afirmó la experta.

Finalmente, Luis Francisco Cabeza, director general de la organización señala que esta realidad ha sido invisibilizada ya que entre 500.000 y 700.000 adultos mayores en Venezuela están fuera del Seguro Social, no están percibiendo ninguna pensión por vejez.

“Todo esto demuestra la incapacidad del Estado en garantizar el bienestar de estas personas que se encuentran en condición de vulnerabilidad. En el país no se está precisando la condición del envejecimiento de la población, la nueva población de personas mayores no tiene garantías de nada”, al tiempo en que advirtió que la amplia cobertura de la pensión actualmente es irrelevante frente a la pavorosa pérdida de valor real del monto percibido, el cual cada vez más se acerca a 1$ mensual.

Desde hace más de cinco años y con la profundización de la emergencia humanitaria compleja en el país, las personas mayores han demostrado su descontento en cuanto a la pensión que otorga el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y todo lo que está sujeto a su obtención; desde el valor hasta las formas de cobrarlo. El pago de 1,40 dólares mensuales, no tiene poder de compra o de acceso a la salud, alimentación y servicios básicos.

Prensa Convite