Vente: Un régimen que tortura y asesina no libera a nadie a cambio de nada (Comunicado)

A través de un comunicado, el Comité de DDHH de Vente Venezuela se pronunció sobre las recientes excarcelaciones, calificadas por el régimen como «indultos». De acuerdo con los responsables de Vente para el área, esta dicha no puede opacar la verdad que atraviesa Venezuela, pues esta acción corresponde con el objetivo de fortalecer al Estado Criminal y legitimar la farsa electoral venidera el 6 de diciembre.

A continuación, el texto íntegro:

Vente DDHH: Un régimen que tortura y asesina, no libera a nadie a cambio de nada

A propósito de las recientes excarcelaciones, calificadas por el régimen como «indultos», desde el Comité de Derechos Humanos de Vente Venezuela extendemos nuestro saludo fraterno a todos aquellos venezolanos que hoy pueden estar con sus familiares. Sin embargo, esta dicha no puede opacar la verdad que atraviesa Venezuela, pues lo que hemos presenciado es un nuevo intento por jugar con la dignidad de ciudadanos inocentes, como si fueran simples fichas de cambio. Todo, con el objetivo de fortalecer al Estado Criminal y legitimar la farsa electoral venidera el 6 de diciembre.

No podemos olvidar que durante meses y años, las personas que hoy engrosan las listas de «indultos», fueron expuestas a torturas, malos tratos, hacinamiento y violaciones reiteradas a sus Derechos Humanos. El régimen, burlándose de la memoria de los venezolanos, pretende transmitir una imagen de benevolencia, cuando por más de 20 años ha demostrado que la persecución, desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales y encarcelamiento de inocentes, forman parte de su política de Estado.

En esta ocasión, ratificamos que no se trata de un indulto porque ni Nicolás Maduro es presidente, ni los beneficiarios de esa medida son criminales por disentir. Sabemos que detrás de esa estrategia, solo hay manipulación y engaño.

Son días, meses e incluso años de esfuerzo de familiares, organizaciones, y fuerza ciudadana, los que han logrado que los casos de las personas que hoy están siendo liberadas puedan resonar y no sean olvidadas, es la presión ciudadana la que ha hecho posible exponer la violación continuada de Derechos Humanos contra aquellos a quienes se ha mantenido ilegalmente detenidos, y es esa misma presión la que logra la libertad, no una negociación con propósitos electorales.

Muchos de esos «indultados» de hoy, son exiliados que jamás debieron irse del país por causa de la persecución y la violencia, y aunque nos llene de gozo saber que ya algunos no están en las mazmorras siendo torturados, debemos recordar que aún quedan muchos venezolanos en ellas.

Es imperante recordar a los Policías Metropolitanos, que llevan casi dos décadas encarcelados injustamente e incluso han cumplido la totalidad de sus sentencias, a los más de 130 militares presos políticos, a las más de 25 mujeres procesadas de conciencia, y todos los ciudadanos que hoy siguen siendo torturados y vejados por ese mismo régimen, que hoy pretende venderse como conciliador. Más allá de estos hechos, somos millones de venezolanos rehenes de una política criminal que por más de 20 años nos tiene sin libertad real.

A los organismos internacionales, reiteramos la exigencia de velar por todos y cada uno de los detenidos por motivos políticos en Venezuela, y que exista justicia para los crímenes cometidos contra estas personas que hoy pueden volver a sus casas, las violaciones de Derechos Humanos no prescriben.

Venezuela debe ser libre, por ello seguiremos trabajando y alzando la voz.

Nota de prensa