Ofrecían a través de las redes sociales las pruebas rápidas robadas en San Cristóbal

Cortesía

 

 

La oferta a través de las redes sociales de un lote de pruebas rápidas de detección de COVID-19, las cuales son utilizadas solo por organismos oficiales en la lucha contra la pandemia del coronavirus, fue la clave para que detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas lograron la aprehensión de cinco personas, entre ellas dos trabajadores del lugar de donde fueron sustraídas, junto a medicamentos e insumos que en su mayoría han sido recuperados, en cuatro allanamientos practicados en diversos sectores de San Cristóbal.

Por: La Nación

En medios del Cicpc existe hermetismo sobre el caso, debido a que las investigaciones, que se desarrollan bajo el comando del comisario general Wilmer Uribe Guerrero, director estadal de referido cuerpo detectivesco, no han concluido, y pese a que se ha logrado el arresto de seis personas, no se descarta que en el transcurso de las próximas horas los funcionarios de la Brigada Contra Hurtos de la delegación municipal San Cristóbal, logren la aprehensiones de otros implicados

Sustraídas de un PASI

A pesar del silencio que se mantiene en medios policiales, se supo que las Pruebas de Detección Rápida fueron sustraídas de un Puesto de Atención Social Integral (PASI), de San Cristóbal, al parecer por dos empleados que tuvieron acceso a los depósitos, en momentos que llegó una dotación de medicamentos. Los individuos sustrajeron al menos 40 cajas de pruebas de descarte, así como otros insumos y medicamentos, con la finalidad de proceder a la venta y obtener lucro personal.

Puedes leer la nota completa en La Nación