Diputada Milagros Paz alerta sobre condiciones precarias de hospitales en el estado Sucre

 

La diputada a la Asamblea Nacional (AN), Milagros Paz, denunció las malas condiciones laborales de médicos y enfermeras, la falta de dotación de insumos de bioseguridad y la situación crítica que atraviesan los hospitales en el estado Sucre.

La parlamentaria advirtió que las condiciones precarias en la que se encuentra el sistema público de salud en la entidad oriental constituye una violación de los derechos humanos del personal y pacientes.

“El Hospital de Cumaná está colapsado, aún continúa sin emergencia y depende de cisternas para abastecerse de agua; mientras que el Santos Aníbal Dominicci de Carúpano cuenta con 16 camas en el área de aislamiento y dos UCI con dos ventiladores en funcionamiento parcial y falta de aire presurizado. Junto al CDI Simón Bolívar suman cinco los cupos de terapia intensiva para todo el municipio Bermúdez”, señaló.

“Es inaceptable y preocupante la situación crítica que atraviesa hoy el personal de salud quienes están trabajando con las uñas para salvar vidas durante la pandemia y expuestos al contagio: sin protección, agua ni desinfectantes. Nuestros hospitales en Cumaná y Carúpano están colapsados y la red ambulatoria está por el suelo”, advirtió la parlamentaria.

Paz indicó que la falta de gasolina en la entidad y de dinero en efectivo ha obligado a los trabajadores a caminar largas distancias para poder llegar a su lugar de trabajo, donde reciben malos salarios, maltratos y persecución por denunciar los atropellos y malas condiciones de trabajo.

Son pocas las ambulancias operativas en el estado por la falta de mantenimiento e inversión. “No hay ambulancias para el traslado de pacientes, en las zonas foráneas muchos deben ir de un municipio a otro a pie para buscar asistencia médica, esto es indigno”, puntualizó.

“Mientras Maduro discrimina y le ofrece a los médicos cubanos y enfermeras de Barrio Adentro un bono de 5.400.000 bolívares (USD 15.03) y 3.800.000 bolívares (USD 10.58), desde la Asamblea Nacional se ha reconocido la extraordinaria labor del personal de salud y con esfuerzo hemos logrado apoyarlos con un bono de USD 100 por tres meses”, aseveró.

Asimismo, advirtió que el estado Sucre ocupa el primer lugar con el número más alto de pacientes infectados del oriente del país. “Más de 60 trabajadores de la salud se han contagiado con COVID-19 por la falta de equipos de bioseguridad y asepsia de las áreas de trabajo”.

“Desde el parlamento estamos haciendo seguimiento a la situación precaria que atraviesa el sistema de salud del estado Sucre y su personal. Seguiremos luchando por lograr mejores condiciones de vida para el pueblo sucrense que tantas penurias están pasando por el saqueo promovido por quienes hoy usurpan el poder”, subrayó la diputada.

Nota de Prensa