El uso indiscriminado de la leña para cocinar aumenta posibilidades de deforestación y deslaves en el país

 

Javier Palencia, coordinador de Asuntos Ambientales de Un Nuevo Tiempo (UNT) en Carabobo, aseguró que la escasez de gas doméstico en las comunidades y los continuos apagones que ocurren a escala nacional han propiciado el uso indiscriminado de la leña para cocinar, práctica que pudiera aumentar las posibilidades de deforestación y deslaves en el  país.

“Pese a que esta práctica no es nueva en Venezuela, sí es un retroceso al siglo pasado, el aumento vertiginoso en este último año podría acarrear consecuencias graves para el ecosistema en un futuro inmediato”, señaló Palencia.

De acuerdo a un estudio del Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos (OVSP), el 68% de los consultados afirman no recibir gas doméstico en sus comunidades, lo que obliga a muchas familias a optar por la leña como último recurso para poder subsistir.

Una de las características naturales de las raíces de los árboles, -dijo- es que hacen una especie de malla, permitiendo que el suelo quede mucho más firme, si cortas los árboles, el entorno y el ecosistema en sí mismo queda en una situación de vulnerabilidad ante las lluvias, trayendo consigo altas posibilidades de derrumbes y deslaves en zonas urbanas, asimismo aumentan los riesgos de inundación de forma considerable.

Del mismo modo, Javier Palencia destacó que la venta de leña se ha convertido en un nuevo negocio lucrativo, y está pasando a ser una práctica muy destructiva del  ecosistema y de la naturaleza.

“Esta situación implica la voracidad expansiva en muchos bosques aledaños a sectores urbanos y muy especialmente en los campos rurales y/o lugares remotos, que por lo general es donde se concentra la mayor densidad de árboles perfectamente útiles para la extracción indiscriminada de grandes volúmenes de leña”, recalcó el coordinador de Asuntos Ambientales de UNT Carabobo.

Finalmente, Javier Palencia enfatizó en la necesidad de que desde el Ministerio de Ecosocialismo y Agua, así como desde la estatal PDVSA se establezca una coordinación mancomunada para atender de manera urgente éste grave problema, en el que la empresa de hidrocarburos se encargue de garantizar y proveer el gas doméstico a todos los hogares venezolanos. “Las autoridades ambientales deben atender y velar por un equilibrio armónico para el aprovechamiento de los recursos naturales entre la sociedad y la naturaleza”.

Nota de Prensa