Se abre juicio en Suiza contra ex número dos de Fifa

El jefe del Paris Saint-Germain, Nasser Al-Khelaifi, llega al Tribunal Penal Federal de Suiza antes de la apertura de un juicio por corrupción contra el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, y el exsecretario general de la FIFA, Jerome Valcke, el 14 de septiembre de 2020 en Bellinzona, sur de Suiza. – Jerome Valcke, ex secretario general de la FIFA, y Nasser Al-Khelaifi, jefe del Paris Saint-Germain, van a juicio en Suiza el lunes en el último capítulo de la aparentemente interminable saga de corrupción del fútbol. Los dos hombres han sido acusados de presunta corrupción en la atribución de derechos de transmisión de fútbol; Al-Khelaifi también es el jefe de beIN Media. (Foto de Fabrice COFFRINI / AFP)

 

La justicia suiza abrió este lunes el primer proceso por el caso de derechos de TV de la FIFA en presencia de los dos principales acusados, el ex número dos de la organización Jérôme Valcke y el presidente de beIN Media y del club Paris Saint-Germain, Nasser Al-Khelaifi.

Los dos hombres pueden ser condenados hasta a cinco años de prisión en este juicio que se lleva a cabo hasta el 25 de septiembre en el tribunal federal de Bellinzone, al que llegaron temprano por la mañana acompañados de sus abogados.

La audiencia tiene lugar bajo la doble amenaza de la crisis sanitaria, que ya malogró un proceso previo, y las acusaciones de connivencia entre la fiscalía suiza y la FIFA, que han minado su credibilidad.

La justicia le reprocha a Valcke haber favorecido la cesión al gigante catarí beIN Media de los derechos audiovisuales para Oriente Medio y el Norte de África de los Mundiales 2026 y 2030 a cambio de “prebendas indebidas” de manos de Al-Khelaifi.

Según la acusación, el caso habría comenzado el 24 de octubre de 2013 en la sede francesa de beIN, con la promesa por parte del dirigente catarí de que compraría una villa en Cerdeña por cinco millones de euros, y le concedería el uso exclusivo a Jérôme Valcke y después le cedería la propiedad a todos los efectos dos años después “si se mantenía la confianza”.

En contrapartida, sostiene la fiscalía, Jérôme Valcke se comprometió a “hacer lo que estuviera en su mano” para que beIN se convirtiese en el difusor en esas regiones de los Mundiales-2026 y 2030: algo que se cumplió el 29 de abril de 2014, en un acuerdo que la FIFA no trató de deshacer después.

Si el proceso llega a su término, se tratará del primer veredicto pronunciado en Suiza, sede de la mayoría de organizaciones deportivas internacionales, sobre la veintena de procesos abiertos desde hace cinco años en torno a la FIFA.

El pasado mes de abril, el tribunal penal federal fue obligado a cerrar un proceso iniciado en marzo por sospechas de corrupción en la atribución del Mundial-2006 a Alemania. Primero aplazado por el covid-19, este caso que implica al antiguo ‘Kaiser’ del fútbol Frank Beckenbauer acabó prescribiendo.

AFP