Aseguraron que Gareth Bale acordó su salida del Real Madrid para regresar a la Premier League

Gareth Bale tiene uno de los salarios más altos del Real Madrid (Reuters)

 

Crónica de un desenlace anunciado. Gareth Bale no jugará esta temporada en el Real Madrid y tal como había anticipado su agente viajará a Inglaterra para desembarcar nuevamente en la Premier League, certamen en el que brilló hasta 2013 cuando fue adquirido por el club blanco en una cifra superior a los USD 100 millones de dólares, récord para la época.

Por Infobae

Según señalan los principales portales británicos, el delantero volará en las próximas horas rumbo a Gran Bretaña para firmar los documentos correspondientes y convertirse en el nuevo refuerzo del Tottenham, club en el que jugó entre 2008 y 2013. “Ahí es donde quiere ir”, había comentado su representante Jonathn Barnett a The Associated Press este martes, pero aún había detalles que solucionar.

Según adelantó este miércoles el Daily Mail, el técnico José Mourinho “ha sido clave para que el acuerdo se concrete”. Según informa en su artículo, el galés alcanzará un salario anual de más de USD 17 millones, una parte abonada por el club británico y otra por el Real Madrid, aunque se desconocen los porcentajes. Al parecer, el entrenador portugués pujó por su llegada luego de la derrota ante el Everton de este fin de semana en su debut en la Premier League y la dirigencia decidió hacer el esfuerzo económico para traer al goleador.

De esta manera, el Tottenham logró ganarle la batalla al Manchester United, otro de los clubes que estaban interesados en Bale, quien sigue teniendo contrato con el cuadro español hasta mediados de 2022.

A su vez, el galés no será el único futbolista que aterrice en Londres esta semana. Es que el Tottenham también selló la compra del lateral izquierdo Sergio Reguilón a cambio de más de USD 31 millones. En cuanto el joven de 23 años pase las pruebas médicas, será anunciado oficialmente por el equipo inglés.

A principios de mes, Bale ya se había mostrado enfrentado con el Real Madrid, por lo que su salida era de esperar. “¿Mi futuro? Es una pregunta para el club, porque yo intenté marcharme el año pasado y el club lo bloqueó todo hasta el último segundo. No me permitieron irme, así que habrá que preguntar al club. Yo quiero jugar al fútbol, estoy motivado para hacerlo, pero es el club el que lo controla todo. Qué puedo hacer, tengo un contrato y lo que puedo hacer es seguir con lo que estoy haciendo y ver qué sucede. Quiero jugar al fútbol, sólo tengo 31 años y estoy en buena forma. Tengo mucho que dar todavía. Estoy en manos del club, pero ponen las cosas muy difíciles para ser honestos”, había declarado.

Incluso, en el último amistoso el conjunto blanco, que terminó con goleada 6-0 sobre Getafe, el punta se marchó cuando apenas iban 27 minutos de la primera mitad. Además, había manifestado un dolor en su rodilla luego de la doble fecha FIFA en la que fue incluido en la lista de Gales para los compromisos por la UEFA Nations League.

Este jueves, el Tottenham debe enfrentar al Lokomotiv Plovdiv por la Europa League y el fin de semana se medirá ante el Southampton. Si bien el anuncio de su arribo es inminente, se estima que Bale no estará para ninguno de estos dos partidos, pero que el lunes comenzará a entrenar con su nuevo club, bajo las órdenes de José Mourinho.