El venezolano Fernando Huncal: A las Grandes Ligas, pero sin uniforme

El venezolano Fernando Huncal: A las grandes ligas, pero sin uniforme

 

 

 

Al hablar de venezolanos en las Grandes Ligas, suenan nombres como los de Omar Vizquel, Luis Aparicio o Andrés Galarraga, pero detrás de todos ellos, están los de otros trabajadores del deporte que sin necesidad de pisar el terreno de juego, tienen un papel trascendental para que estos deportistas lleguen a ser jugadores internacionales, como es el caso de los agentes certificados, quienes además de descubrir el talento de los peloteros, negocian desde sus contratos y se encargan de otras gestiones del desenvolvimiento profesional y hasta personal de los atletas.

Ser Agente Certificado por la MLBPA (Asociación de Jugadores de las Grandes Ligas) conlleva una serie de pruebas y completar varios requerimientos. En la actualidad, hay alrededor de 15 venezolanos certificados en esas lides y Fernando Huncal, abogado graduado de la UCAB y con un máster en gerencia y derecho deportivo del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE) de Barcelona, (España), es de los criollos más jóvenes que ha obtenido esta certificación, la cual le fue aprobada en julio de 2019. Nacido en Ciudad Bolívar, en su pasado se dedicó al tenis, pero su actual desempeño de debe a su pasión general por los deportes y a que considera al béisbol como el deporte número uno de Venezuela: “se juega en todos lados, los niños de pocos recursos lo practican hasta con palos y chapas de botellas, es un asunto de arraigo cultural; todo eso hace que Venezuela sea reconocida a nivel mundial por los triunfos de sus jugadores”.

Por eso enfila actualmente su labor como una forma de construir y aportar al país, a pesar de la crisis generalizada: “Venezuela históricamente ha sido un semillero importantísimo a nivel mundial de jugadores de béisbol, actualmente nuestro país tiene muchísimos obstáculos en comparación con Colombia, Panamá, República Dominicana y otros países del Caribe donde se juega esta disciplina, pero a pesar de eso hay que seguir utilizando el recurso humano y reinventarse para sortear los vaivenes de la precaria situación que vivimos”.

Y a pesar de sus esfuerzos en seguir descubriendo potenciales estrellas de la pelota en suelo patrio, reconoce cuáles son las debilidades y fortalezas de los jóvenes criollos: “el jugador venezolano carece en la mayoría de los casos de una asesoría o educación integral, generalmente sus asesores se enfocan solamente en la parte deportiva dejando de lado cosas sumamente importantes como la parte académica; por otro lado el talento innato y un gran conocimiento del juego son las fortalezas que demuestran nuestros muchachos”.

Sobre la reciente polémica del astro del balompié Lionel Messi, que tantos titulares ha acaparado este 2002, opina: “es un caso bien controvertido por lo que significa Messi para el fútbol y para el deporte a nivel mundial, allí el dinero jugó un papel importante porque nadie iba a pagar la cláusula de rescisión de contrato de 700 millones, eso estuvo mal manejado por su padre que es uno de los que lleva el control de su asesoría profesional. Pero el año que viene ya él puede optar a una cláusula de salida de su contrato, lo más seguro es que salga del Barcelona y definitivamente se cierra un ciclo que ya venía con indicios de que la plantilla no estaba bien: había descontento en los jugadores, con la directiva, con técnicos. Todo esto en mi carrera como agente me permite ver que hasta los más grandes se equivocan y a veces por no estructurarse de una manera adecuada, pasan este tipo de cosas que afortunadamente llegaron, entre comillas, al mejor término; habrá que esperar el desenlace de esta temporada y ver cómo termina su carrera profesional en el Barcelona”.