Josep Borrell, forzado a dar explicaciones ante el Parlamento Europeo sobre su “misión secreta” a Venezuela

asamblea
El Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell Fontelles, llega a una Cumbre de la Unión Europea en el edificio Europa en Bruselas el 12 de diciembre de 2019. – Los líderes de la Unión Europea se reúnen sin Gran Bretaña el 12 de diciembre, pero la ausencia de su vecino que se marcha no hacer que acordar un presupuesto sea más fácil. Dentro de la cámara, el choque sobre el clima toma el lugar de Brexit como el tema dominante de la cumbre, el primero en ser presidido por el presidente entrante del Consejo de la UE, Charles Michel. (Foto por Kenzo TRIBOUILLARD / AFP)

 

La misión que Josep Borrell envió a Venezuela la pasada semana para negociar con la dictadura de Nicolás Maduro el retraso de las elecciones del 6 de diciembre le va a causar muchos quebraderos de cabeza. Como ha podido saber EL MUNDO, la Conferencia de Portavoces de la Eurocámara que se reúne este jueves debatirá y aprobará, casi con toda probabilidad, su comparecencia ante el Pleno del Parlamento Europeo de la próxima semana. El objetivo es que el Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea dé explicaciones sobre la misión de sus enviados especiales a Caracas y que aclare a quién informó de este viaje.

Por LUIS ÁNGEL SANZ / elmundo.es

Borrell, ministro de Exteriores de un Gobierno de coalición de populares, socialistas y liberales, está empezando a tener enfrente a dos de los socios de la coalición, PPE y Renew Europe, el grupo de los liberales donde está Ciudadanos.

Ambos grupos consideran que Borrell “ha roto el consenso europeo e internacional” sobre Venezuela al enviar a una “misión secreta” para negociar con “una tiranía”. Además, le acusan de intentar pactar “condiciones mínimas” para unas elecciones “ilegítimas” que son un “fraude electoral”. Así lo considera también la mayor parte de la oposición en Venezuela, especialmente el equipo del presidente encargado, Juan Guaidó, reconocido por casi toda la UE.

El Partido Popular Europeo y Renew Europe propusieron ayer, en la reunión preparatoria de la Conferencia de Portavoces, introducir en el orden del día del debate del próximo martes la comparecencia de Borrell.

Como pudo saber este diario de fuentes de la reunión, los dos grupos contaron con el apoyo de los Reformistas y Conservadores Europeos (ECR) -el grupo donde está Vox-. Y también podrán tener el respaldo de una parte de Identidad y Democracia, un grupo de partidos populistas donde está el italiano Salvini, entre otros. Sólo populares (el primer grupo de la Cámara), liberales (tercero) y conservadores (sexto) ya suman 347 diputados de 705.

La presidenta de la Comisión Europea, la popular Ursula Von der Leyen, ya ha sido interpelada por escrito para que explique si conocía esta misión y sus objetivos. Su grupo político, el PPE, se ha mostrado unánimemente en contra.

Una carta firmada por el presidente del PPE, Manfred Weber, y la dirección del grupo acusa a Borrell de haber cometido «un error estratégico porque blanquea al régimen totalitario de Maduro dándole apariencia de normalidad».

Fuentes del Parlamento Europeo explican que no es habitual que se aprueben comparecencias de comisarios con tanta urgencia. Y apuntan que el Alto Representante y vicepresidente de la Comisión está obligado a comparecer. “Este caso ha ido creciendo en gravedad en los últimos días”, explicaron las mismas fuentes, “y cada vez más grupos cuestionan esta misión y el hecho de que Josep Borrell la haya enviado sin informar al Parlamento, ni a los estados miembros”. Por eso, PPE y Renew Europe denuncian que fue una “misión secreta”. La jefa de la Delegación del PP en Bruselas, Dolors Montserrat, y el eurodiputado de Cs Jordi Cañas han sido especialmente duros con Borrell. En su opinión, “no ha actuado como un vicepresidente de la Comisión Europea, sino como un ministro de la coalición del PSOE y Podemos en España”. Montserrat zanja que Borrell ha cometido “un error estratégico muy grave” al “blanquear a Maduro”. Y por eso le exigirá explicaciones en el Pleno.

Un portavoz de la Oficina del Alto Representante explicó a este diario que este tipo de misiones “son habituales” en el funcionamiento ordinario de la oficina. Y aseguraron que se informó de su envío y de sus objetivos a los estados miembros.