Trump declaró emergencia nacional en la industria minera

Donald Trump/ Foto: AP

 

El presidente Trump firmó una orden ejecutiva declarando una emergencia nacional en la industria minera, ordenando al Departamento del Interior aumentar la producción nacional de materiales de tierras raras para reducir la dependencia del país de China.

Por New York Post

El presidente firmó la orden de camino a un mitin de campaña el miércoles en Minnesota que busca utilizar la Ley de Producción de Defensa, que la administración utilizó para aumentar la producción de equipos médicos durante el brote de coronavirus.

La orden establece que “la dependencia indebida de nuestra Nación de minerales críticos, en forma procesada o no procesada, de adversarios extranjeros constituye una amenaza inusual y extraordinaria, que tiene su origen en una parte sustancial fuera de los Estados Unidos, para la seguridad nacional, la política exterior y economía de los Estados Unidos. Por la presente declaro una emergencia nacional para hacer frente a esa amenaza”.

La orden ejecutiva del presidente tiene la intención de contrarrestar el dominio de China en el mercado de minerales de tierras raras durante décadas, dijo a Bloomberg News Gavin Wendt, analista senior de recursos de MineLife Pty .

Antes, “Occidente estaba feliz de recibir tierras raras baratas de China, y China soportaba las consecuencias ambientales”, dijo Wendt.

La orden aborda las repercusiones de la política anterior, diciendo: “La capacidad nacional adicional reducirá la dependencia de Estados Unidos y el mundo de los minerales producidos en países que no respaldan ni persiguen los estándares adecuados de la cadena de suministro de minerales, lo que conduce a violaciones de los derechos humanos, trabajo forzoso e infantil”, conflictos violentos y daños a la salud y al medio ambiente”.

Los minerales, como el cobalto y el tungsteno, son un componente vital para muchos sectores de fabricación y tecnología y se utilizan en productos como teléfonos inteligentes y satélites.

Estados Unidos importó el 80 por ciento de sus materiales y metales de tierras raras el año pasado de China, dijo la orden, calificando la dependencia como “preocupante”.

“Nuestra dependencia de un país, la República Popular China (China), para múltiples minerales críticos es particularmente preocupante”.

La orden ejecutiva establece que “un Estados Unidos fuerte no puede depender de las importaciones de adversarios extranjeros para los minerales críticos que son cada vez más necesarios para mantener nuestra fuerza económica y militar en el siglo XXI.

“Aunque estos minerales son indispensables para nuestro país, actualmente carecemos de la capacidad para producirlos en forma procesada en las cantidades que necesitamos”, continúa.

 

“Al expandir y fortalecer la capacidad de procesamiento y minería nacional hoy, nos protegemos contra la posibilidad de interrupciones en la cadena de suministro y futuros intentos de nuestros adversarios o competidores estratégicos de dañar nuestra economía y preparación militar”.