España espera crear 800 mil empleos con plan de recuperación frente a la pandemia

Un hombre pasa junto a las sucursales de Bankia y Caixabank durante el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Madrid, España, el 18 de septiembre de 2020. REUTERS / Juan Medina

 

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, desveló este miércoles un plan para relanzar la economía del país hundida por la pandemia, que espera cree más de 800.00 empleos gracias a la inyección de 140.000 millones de euros de fondos europeos.

Este plan será la base para la “nueva modernización de España” en el sexenio venidero, buscando transformar el “golpe brutal” del covid-19 “en una oportunidad de avance”, declaró Sánchez en una intervención en el Palacio de la Moncloa.





Rodeado de pantallas que mostraban a ministros, embajadores y representantes de sindicatos y organizaciones patronales que siguieron el acto a distancia, el dirigente socialista explicó que Madrid escalonará entre 2021 y 2026 los fondos asignados por Bruselas.

La cuarta economía de la zona euro, donde el desempleo se disparó durante el estricto confinamiento entre marzo y junio, cuenta principalmente con “crear más de 800.000 nuevos puestos de trabajo en tres años”, destacó Sánchez.

El llamado “Plan de Recuperación y Resiliencia” estará financiado esencialmente por los 140.000 millones de euros (165.000 millones de dólares) en créditos y subvenciones correspondientes a España como parte del plan europeo de reactivación, aprobado en verano.

España, uno de los países europeos más golpeados por la pandemia, será el segundo más grande beneficiario de estos fondos, por detrás de Italia.

El plan consiste en un vasto y variado paquete de inversiones, que será destinado en un 37% a políticas de transición económica y en un 33% a la transición digital, conforme a los objetivos de la Comisión Europea, detalló Sánchez

“No se trata solo de recuperar el PIB que nos arrebató la pandemia, sino de crecer de otra manera”, insistió Sánchez.

España presenta su plan con retraso frente a Italia, Francia o Alemania, que ya lo hicieron.

Pero el gobierno de coalición entre el Partido Socialista la izquierda radical de Podemos querían que esta presentación coincidiera con la del proyecto de los presupuestos del Estado para 2021, que también se ha atrasado.

Minoritario en el Congreso, el ejecutivo de Sánchez presiona desde hace semanas a sus potenciales socios para que brinden su apoyo a los presupuestos, cuya aprobación, según el gobierno, va ligada al plan de relanzamiento.

– “Contexto de extrema incertidumbre” –

Además de la transformación ecológica y digital, el plan fomentará ejes como la cohesión social y territorial -es decir, lucha contra la pobreza y apoyo a zonas rurales- y la igualdad de género en el mercado laboral.

Un primer tramo de 72.000 millones de euros (84.700 millones de dólares) se desbloqueará en el periodo 2021-2023, de los cuales 27.000 millones de euros estaran disponibles en 2021.

Gracias al plan de relanzamiento, España espera aportar 2,5 puntos suplementarios de PIB al año, durante el trienio, según Sánchez.

De todas maneras, el organismo de control de las cuentas públicas Airef advirtió que este plan enfrenta un “contexto de extrema incertidumbre” y que las metas de crecimiento previstas se alcanzarán solo “si confluyen circunstancias favorables”.

Como para recordar la gravedad de la situación producto de la pandemia, el gobierno español empeoró el martes en dos puntos su previsión de PIB para este año, que según sus cálculos cerrará con una contracción del 11,2%.

Según el gobierno, el desempleo se mantendrá alto (17,1% a fines de año, dos décimas menos en 2021), así como el déficit, con un 11,3% proyectado en 2020. La deuda pública está ya en un 110% del PIB, según datos del segundo trimestre.

El gobierno debió desembolsar entre abril y septiembre unos 4.000 millones de euros (4.700 millones de dólares) por mes para subvencionar un costoso esquema de desempleo temporal en las empresas como alternativa a los despidos de trabajadores, en particular en los sectores de hostelería y turismo, que representan juntos un 18% del PIB español.

La recuperación se está viendo sobresaltada por la segunda oleada del virus, que ha impactado con fuerza a España y obligado al gobierno a imponer un cierre perimetral a la ciudad de Madrid y alrededores desde el viernes pasado.

AFP