Carlo Acutis, es declarado Beato por el papa Francisco este #10Oct

Beatificación de Carlo Acutis en Asís. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

 

Carlo Acutis, es declarado Beato por el papa Francisco este sábado 10 de octubre, y presidido por el Cardenal Agostino Vallini, Legado Pontificio para las basílicas de San Francisco y Santa María de los Ángeles, en una ceremonia celebrada en la Basílica de San Francisco de Asís, en Italia.

El Cardenal Agostino Vallini leyó el decreto que lo proclama nuevo Beato de la iglesia católica.

Al dar comienzo el rito de beatificación, el Cardenal Vallini leyó en latín la Carta Apostólica con la fórmula de beatificación:

Nosotros, acogiendo el deseo de nuestro hermano Domenico Sorrentino, Arzobispo-Obispo de Asís-Nocera Umbra-Gualdo Tadino, de muchos otros hermanos en el episcopado y de muchos fieles, después de haber obtenido la autorización de la Congregación para las Causas de los Santos, con nuestra autoridad apostólica concedemos que el Venerable Siervo de Dios, Carlo Acutis, laico, que, con el entusiasmo de la juventud cultivó la amistad con el Señor Jesús poniendo la Eucaristía y el testimonio de la caridad en el centro de su vida, desde ahora en adelante sea llamado Beato y que cada año se celebre en los lugares y según las reglas establecidas por el derecho, el 12 de octubre, día de su nacimiento al cielo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

A continuación, la reliquia del nuevo Beato se trasladó procesionalmente hasta el altar, donde se adornó con velas y flores.

Mientras se procedía a la veneración, el coro y la asamblea entonaron el himno dedicado al Beato Carlo Acutis:

“La Iglesia de Cristo saluda festejando a su joven hijo. ¡Oh, Carlo beato! El Corazón de Cristo busca con celo dentro de la Iglesia. ¡Oh, Carlo beato!”.

Tras unos instantes de intensa veneración de la reliquia, el Cardenal procedió con la ceremonia.

Carlo Acutis partió a la casa del Padre hace 14 años. Este joven italiano vivió de forma extraordinaria el seguimiento de Jesús. Su testimonio caló hondo entre sus amigos y su familia y progresivamente en la Iglesia. Entrevista con Nicola Gori, postulador de la causa de beatificación.

El postulador de la causa de beatificación de Carlo Acutis, Nicola Gori, describe la vida del nuevo beato como corta, intensa y siempre llevada de la mano de Jesús. Se trata, afirmó “de la sencillez del testigo de Cristo (…) quería a Cristo, a quien sentía siempre a su lado, como un amigo que siempre lo ayudaba (…) No se puede comprender a Carlo si no comprendemos que él se sentía amado por Cristo. Este es su secreto y esto le daba fuerza”.

Su corta vida

El próximo beato será un joven millenial a quien el papa Francisco reconoció un milagro por intercesión este año. En la Iglesia lo llaman el “Ciber Apóstol de la Eucaristía”.

Acutis falleció a los 15 años, el 12 de octubre de 2006 en Monza, Italia, tras padecer leucemia, reseña el portal de Dallas News.

Mientras batallaba con su enfermedad, Acutis creó un sitio web en el que trataba temas de la fe católica y de “milagros eucarísticos”, como lo describió el Vaticano en el anuncio de su beatificación.

Amaba rezar el Rosario. Tras su primera comunión iba a misa con frecuencia y se quedaba rezando en Hora Santa luego de la Eucaristía. Se confesaba una vez a la semana.

Le pedía a sus padres que lo llevaran en peregrinación a los lugares de los santos y a los sitios de los milagros eucarísticos.

Acutis, hijo de italianos, nacido en Inglaterra en 1991, era considerado un genio influencer de la informática al momento de su muerte.

Su cuerpo descansa en el Santuario de la Expoliación en Asís, de acuerdo con el sitio web del Vaticano.

El 21 de febrero, el papa Francisco autorizó a la Congregación de los Santos a promulgar el decreto con respecto al milagro atribuido a Acutis. La ceremonia de beatificación será en la Basílica Superior de San Francisco en Asís, Italia.

Carlo Acutis nació el 3 de mayo de 1991 en Londres, donde trabajaban sus padres. Algunos meses después, sus papás Andrea Acutis y Antonia Salzano, se mudaron con él a Milán.

Siendo adolescente, le diagnosticaron leucemia. Ofreció sus sufrimientos “por el Señor, el Papa y la Iglesia”.

Murió el 12 de octubre de 2006, día de la Virgen del Pilar. Fue sepultado en Asís a pedido suyo, debido al gran amor que le tenía a San Francisco.

Su causa de beatificación y canonización se abrió en 2013. Fue declarado venerable cinco años después y será beato desde el próximo 10 de octubre.

Señal en Vivo