AP: Tras 7 meses, miles de venezolanos regresaron a las playas en la flexibilización

Douglas Yriarte lleva sillas de alquiler para turistas en la playa La Ultima, que estuvo cerrada durante meses en medio de la pandemia de COVID-19 en La Guaira, Venezuela, el viernes 23 de octubre de 2020. Las estrictas restricciones de cuarentena obligaron al cierre de playas en todo el país en marzo. y reabierto esta semana con la esperanza de revitalizar la maltrecha economía. (Foto AP / Matias Delacroix)

 

Al menos algunos venezolanos regresaron a la playa el viernes 23 de octubre cuando el régimen chavista relajó las medidas de bloqueo destinadas a sofocar el nuevo coronavirus.

Por The Associated Press

Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Habían pasado siete meses desde la última vez que los turistas se arrojaron a las sillas de playa colocadas por Douglas Yriarte en la playa “La Última” en la ciudad caribeña de La Guaira, a 30 kilómetros de Caracas.

“Fueron siete meses duros. Duro, duro, duro”, dijo Yriarte, quien dijo que había tratado de sobrevivir haciendo trabajos de construcción.

Los vendedores una vez más ofrecieron bebidas y bocadillos a los bañistas. Los paraguas florecieron sobre la arena.

Restaurantes, floristerías, bares, licorerías y heladerías también abrieron a lo largo del bulevar junto al mar, aunque todavía se mantienen las reglas de distanciamiento social.

Nicolás Maduro anunció esta semana una amplia reapertura de la mayoría de los negocios privados, parques y playas en todo el país, diciendo que la curva de nuevas infecciones se ha aplanado y que los contagios “están descendiendo constantemente”. Los conciertos al aire libre, los parques de atracciones y los autocines también pueden regresar.

Victoria Colina y su esposo han visitado a menudo La Guaira para disfrutar del tiempo en la playa. Ella dijo que se sentía “fabuloso” una vez más relajarse con el sonido de las olas.

“La reapertura nos parece fabulosa porque somos fanáticos de la playa. Venimos todo el tiempo”, dijo Colina.

La mayoría de las instituciones públicas aún permanecen cerradas con pocas excepciones, como las oficinas de inmigración e identificación.

Pero los aeropuertos de Venezuela permanecen cerrados a los viajes internacionales y los funcionarios no han dicho cuándo planean reanudar las operaciones.

El régimen de Maduro ha reportado 88,416 infecciones por coronavirus en todo el país desde marzo y 759 muertes por COVID-19.