Sean Connery: El hijo de la clase obrera más deprimida de Escocia que se convirtió en “Sir” (VIDEO)

 

Sean Connery nunca se lo hubiera esperado en su juventud. Sean Connery era un hijo de la clase obrera más deprimida de Edimburgo, su madre limpiaba casas y su padre era operario en una fábrica y conducía camiones; mucho antes de probar suerte con el cine, el primer trabajo de Connery fue como repartidor de leche.

Por El Mundo

Lo segundo, quizá, sí lo pudiera imaginar: consciente de su buena planta, cultivó su físico y fue levantador de pesas, y fue esa belleza rotunda suya la que le llevó al cine. Rodó algunas películas menores y en 1961 fue el elegido para encarnar al espía que triunfaba en todo el mundo gracias a las novelas de Ian Fleming, James Bond. Se enfrentó al Doctor No y ahí despegó una carrera meteórica.

Connery cerró el siglo XX con dos grandes honores: la reina Isabel II le ordenó caballero del imperio británico -así que, lo técnico, sería dirigirse a él como Sir Sean-, y la revista People le declaró el hombre más sexy desde 1900 en adelante.

 

 

La fortuna, un mal carácter y su retiro: Los últimos días de Sean Connery en las Bahamas