Jason Momoa reveló que él y su familia pasaron “hambre” tras su participación en “Game of Thrones”

Foto: Archivo

 

 

Durante una sincera entrevista reciente el actor Jason Momoa de 41 años se confesó sobre un duro momento que vivió junto a su familia tras su participación en la aclamada serie “Game of Thrones”, que llegó a su fin en 2019 tras ocho temporadas.

Por: Infobae

En la entrevista de portada de In Style, Momoa recordó lo difícil que fue para él y su esposa Lisa Bonet, ex de Lenny Kravitz, enfrentar la realidad cuando su personaje en la popular serie de HBO de repente ya no apareció más en la pantalla.

Cuando Khal Drogo fue asesinado en “Game of Thrones” en 2011 el intérprete hawaiano se las vio duras para pagar las cuentas de su casa de Topanga Canyon, ubicada en el condado de Los Ángeles, que comparte con su mujer y dos hijos: Nakoa-Wolf (11) y Lola Iolani (13).

“Estábamos muriéndonos de hambre después de ‘Game of Thrones’”, afirmó el intérprete sin un ápice de vergüenza en sus palabras. “No pude conseguir trabajo. Es muy desafiante cuando tienes bebés y estás completamente endeudado”.

Afortunadamente en 2016 las cosas mejoraron y se convirtió en Aquaman para la película de Zack Snyder, “Justice League”, protagonizando su propia película la cual fue un rotundo éxito, por lo que una secuela está en camino.

La película de superhéroes de DC recaudó más de mil millones de dólares en la taquilla mundial, lo que lo convirtió en una de las estrellas más rentables de Hollywood.

El presente es prometedor para Jason Momoa y su familia. Ahora está completamente reservado hasta aproximadamente 2024, acumulando proyectos como “See”, la serie Apple TV + que filma su segunda temporada, y “Dune”, del director Denis Villeneuve.

No es la primera vez que el actor se refiere a las consecuencias negativas de haber participado en el fenómeno de la exitosa ficción basada en los libros de George R.R. Martin. En una entrevista hace unos meses para Entertainment Weekly, ya explicó cómo, tras haber dado vida a Khal Drogo, el público pensaba que no era capaz de leer diálogos en inglés y que solo podía dar vida a guerreros fuertes y silenciosos. “Durante un tiempo después de la serie, mucha gente me encasilló. Y me dolió mucho. Se pensaban que no hablaba inglés”, recordó Joseph Jason Namakaeha Momoa: “No entendían que estaba interpretando a un personaje”.

Momoa hizo su debut en “Baywatch”. Tenía 19 años y al enterarse que la producción hacía un casting no dudó en presentarse con sus primos. “Solo queríamos conocer chicas. Se presentaron unas 1.300 personas”, recordó, y cuando le ofrecieron uno de los papeles principales abandonó su plan de estudiar biología marina para convertirse en actor. Se mudó a Los Ángeles, pero tampoco le fue muy bien en esos primeros años. “No pude conseguir un agente durante tres o cuatro años”, afirmó.

Entre sus muchos tatuajes, el actor lleva los nombres de Wolf y Lola escritos con su propia letra infantil, unos diseños que se tomaron de las hojas de papel en las que los niños escribieron sus nombres. Y mantiene una estrecha relación con Zoë Kravitz, de 31 años, la única hija de Lisa de su matrimonio de seis años con el cantante, con quien comparte un tatuaje.

Reflexionando sobre su relación con su hijo Wolf, su hijo menor con Lisa, el actor admitió que trabajó duro para desarrollar un vínculo único con él. “No sabía lo que se necesita para ser padre”, dijo. “Y no quiero simplemente decirle a mi hijo: ‘Porque yo lo dije. Realmente quiero conectarme, y quiero que sea vulnerable y abierto”.

Lejos del cine, la estrella hawaiana es conocida por su estilo único, incluida su afición por un color en particular.

“El rosa es simplemente un color hermoso”, le dijo a InStyle. “Y estoy bastante seguro de mi masculinidad. Realmente no me importa una mierda lo que piensen los demás”.

Momoa estará en “Dune”, una adaptación de la novela de Frank Herbert de 1965, que se estrena el año próximo, y admitió que estaba atónito después de ver el primer avance. “Josh Brolin, Javier Bardem ‘y yo estaba como, “Dios mío. No puedo creer que mi nombre estuviera con esos nombres”. Siento que todavía soy un niño, enloqueciendo”.