El Dr. Juan Antonio Lobosco habla de las técnicas no invasivas antivejez

La ciencia ha avanzado muchísimo en relación a los tratamientos antivejez. Y es que los tratamientos no invasivos en el rostro han tomado una importancia muy relevante ante la posibilidad de lucir una piel llena de vida, saludable y dejando atrás las marcas del envejecimiento.

El Dr. Juan Antonio Lobosco, médico especialista y cirujano, conocido ampliamente como el cirujano de las celebridades o estrellas del mundo del celuloide, nos cometa sobre esos tratamientos y técnicas no invasivos que van retardando los signos de la edad en forma más natural. “Los tratamientos no invasivos para rejuvenecer el rostro: son la clave para acompañar el proceso natural de envejecimiento de forma más inteligente y segura.

El objetivo principal de estas nuevas técnicas estéticas es evitar la cirugía y la anestesia general. Se logra una recuperación rápida, con resultados progresivos que devuelven la juventud a nuestra piel por medio de métodos cada vez más naturales”, expresa el galeno especialista en estas técnicas y con una trayectoria médica inmensa llena de éxitos y reconocimientos. Por eso el mejor tratamiento no invasivo para rejuvenecer el rostro debe combinar desde temprana edad los hábitos necesarios para una piel saludable. Estos son: Una buena alimentación e hidratación (tomar agua). Hacer ejercicios físicos. Evitar el tabaco y el consumo desmedido de alcohol. Usar protección solar todo el año. Acudir al dermatólogo y seguir sus indicaciones.

En cuanto a los procedimientos recomendados tenemos: Plasma rico en plaquetas y células madre. Aplicación de Acido Hialurónico. Colocación de hilos tensores. Toxina botulínica. Vitaminas y minerales mediante mesoterapia facial. A partir de los 30 años aproximadamente comienzan a notarse los primeros signos de envejecimiento en rostro y cuello. Adicionalmente aparecen las manchas, poros abiertos, arrugas, flacidez, descolgamiento, cambios en la coloración y textura de la piel, entre otros, dice Lobosco.

Beneficios de los tratamientos no invasivos Atenuación de arrugas, marcas de acné y líneas de expresión. Efecto lifting en cara y cuello. Mayor elasticidad y menor flacidez. Mayor luminosidad y suavidad. Incremento en la producción de colágeno y elastina. Reducción de la papada. Eliminación de bolsas y ojeras.

Eliminación de grasa facial. Uniformidad de color y textura de la piel. Cabe destacar que los tratamientos corporales no invasivos también proporcionan mejor aspecto físico y con este un gran aumento de la autoestima, hecho que logran el equilibrio perfecto de cuerpo y mente sanos.

Nota de prensa